OPINIÓN | Dennis Falvy: “La burocracia nefasta contra inversión”

"Y la que entorpece todo lo que es inversión. Y, 19 ministerios en que al menos sobran la mitad de ellos. Y controles que no sirven para nada".
8 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/cuadro-gastos-de-burocracia.png

A veces una imagen, expresa más que 1,000 palabras. El gráfico que adjunto es la recaudación tributaria y la burocracia administrativa hasta el año 2019 y es oficial.

Si colocáramos lo que hay en este 2020, la barra rectangular de recaudación sería 40% menor. Y es que el verdadero problema del Perú es la burocracia con enorme productividad marginal negativa.

Y la que entorpece todo lo que es inversión. Y, 19 ministerios en que al menos sobran la mitad de ellos. Y controles que no sirven para nada. Y municipios que ni siquiera han podido repartir canastas de víveres a vulnerables.

Y gobiernos regionales de terror. Y gente en el exterior como lo fue Vizcarra, que sin saber inglés ni nada de diplomacia lo mandó PPK a Canadá de embajador. O Petrozzi a Alemania, porque lo sacaron de ministro.

Hasta Ollanta Humala a París y Seúl. El gasto absurdo de la burocracia es monetario, con pésima eficacia e ineficiencia. La Reconstrucción con Cambios de PPK, gastó millones en publicidad y hasta pusieron un Zar del Grupo Romero y fracasó.

Años después se nombra a gente de Reino Unido para que reconstruya el norte. Y, ahora dicen que hay un Arranca Perú para millón de empleos y no puede ser más patética la repartición de bonos en subsidios que no llegaron a millones de necesitados y los que cobraron se expusieron a contagios.

El MINEDU con S/ 32,000 millones de presupuesto; la Pisa y sus ECE son deplorables, y este Congreso que es rémalo, ya aprobó en avance 6% del PBI para ese sector, lo que es absolutamente irresponsable.

El presupuesto pre pandemia aprobado por DU para S/ 177,000 millones consignaba 75% en gastos corriente y pagos de servicio de deuda de mayormente bonos soberanos.

El de inversión no se cumple por falta de gestión. La burocracia nefasta hay que diezmarla. ¡No hay otra!