OPINIÓN | Dennis Falvy: “Hay tanta tela por cortar”

Señala Wolf, que en 1944 el libro “Camino a la Servidumbre”, de Friedrich Hayek, argumentó en contra de la marea entrante del socialismo.
19 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/fabricación-y-venta-de-telas.png

Martin Wolf ha escrito en el Financial Times: https://www.ft.com/content/e3db59e8-8fda45ed-a99e-f4385168f58a “Covid has exposed society’s dysfunctions”.



Expone que las crisis actuales, además del virus, son de decepción económica, de legitimidad democrática; de los bienes comunes internacionales; de relaciones internacionales; y de gobernanza mundial” Y, que no sabemos cómo lidiar con todo esto.

Hay disfunciones como sobre-apalancamiento de las corporaciones; decepciones de los Millennials; evasión deimpuestos; y los bajos salarios de muchas personas; amén de la disminución de la confianza en la democracia.


Señala Wolf, que en 1944 el libro “Camino a la Servidumbre”, de Friedrich Hayek, argumentó en contra de la marea entrante del socialismo. Y, “La Gran Transformación”, de Karl Polanyi, es que ello era el resultado del mercado libre del siglo XIX.En el Reino Unido, ese desafío fue reconocido en ese momento por dos grandespensadores: John MaynardKeynes, y William Beveridge.

Es en la conferencia internacional en Bretton Woodsen 1944, en la que ello desempeñó un papel importante, se creó el FMI, para ayudar a administrar la economía global, y el Banco Mundial, para el desarrollo económico. Hoy en día, se abogaría por una institución ambiental global igualmente fuerte.

De allí se crearon otras instituciones y una vez más, hoy,hay nuevas ideas que merecen una consideración seria. Incluso entonces, se necesitó el inicio de la guerra fríapara que Estados Unidos lanzara el Plan Marshall.

Es Jimmy Carter, no Ronald Reagan, quien nombró aPaul Volcker, el asesino de la inflación, y el laborista James Callaghan, no Margaret Thatcher, quien declaró en 1976 que “el mundo acogedor que nos dijeron que seguiría para siempre, donde el pleno empleo estaría garantizado por un golpe de la pluma del canciller, reduciendolos impuestos, el gasto deficitario, ese mundo acogedor se ha ido”.

En la actualidad hay un nacionalismo resurgente, con mucho poder personal.Hay mucha tela por cortar. Y mucha confusión y desconfianza que superar.