OPINIÓN | Dennis Falvy: “¡Esto del CAS no soluciona nada!”

14 Enero, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/01/hos3.jpg

Parafraseando a Georges Clemencau, las finanzas públicas son demasiado importantes, para dejarlas en manos de políticos  que buscan llevar agua para sus molinos. Lo que observamos el domingo en la Tv, por postulantes al Congreso,  preocupa por sus ralos conocimientos del tema.

Y es que al margen de que la presión tributaria no consigna una serie de tributos, esa presión de algo más del 14% está ceñida a 3 impuestos, un IVA, mal llamado IGV; el de la Renta y el Selectivo al Consumo. Todos los demás son poca cosa y encima la informalidad de todo tipo se escapa de una seria  y necesaria  contribución tributaria, tan necesaria para la infraestructura social y física del  país.

Se tiene la Ley 26790 que norma los aportes a Essalud del 9% de la remuneración a cargo del empleador.

La perforación recurrente y sistemática a esto que manda la ley, es siniestra e irresponsable. Mediante “leyes ad-hoc” para el caso del magisterio (Ley 30002), salud (DL 1153) y el régimen CAS,  se ha modificado la base imponible sobre la que se calcula la misma.

El economista Baca Campodónico ha señalado, que en el caso del magisterio y servidores de salud la base imponible  se reduce a 65% sobre el que se calcula la contribución del 9%. En el caso del CAS, la base imponible se reemplaza por el 30% de una UIT (Unidad Impositiva Tributaria). Este 30% es el que se ha elevado a 45% con el reciente decreto de urgencia. La UIT ha sido modificada recientemente a S/4,300. Por lo tanto, el Estado pagará en el 2020 por cada trabajador CAS el equivalente a 9% de 45% de S/ 4,300, es decir S/ 174.15 mensuales contra los S/ 113.40  que pagaba en el 2019. Esto no soluciona nada. Un solo tributo para englobar todo esto es la solución.

Y hay además que ser sumamente cuidadoso en ni de broma anunciar creación de más ministerios, como alguno de infraestructura, pues la historia enseña que ello va cada vez más contra la inversión tan necesaria del sector privado y de hecho baja aún mas el rendimiento de una administración pública con productividad negativa y de los gobiernos regional y municipal que junto al servicio de pago de deuda mayormente en soberanos emitidos, capta un 75% del presupuesto 2020;  que es de S/ 177,000 millones.

Una barbaridad que entraña populismo y que ya estamos viendo en otros países cercanos al nuestro.