OPINIÓN | Dennis Falvy: “El Whatsapp del otro Jorge”

"Seguía el whatsapp de Jorge, con lo que hizo Eleanor Roosevelt, al invitar a Keynes a la Casa Blanca en la depresión de los 30's".
12 Agosto, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/08/whatsapp-jorge.png

Luego de aburrirme soberanamente con el discurso de Vizcarra el día de ayer, en donde no dijo nada del abusivo sistema financiero peruano que hace lo que quiere, confinar a departamentos y provincias y todo el domingo a pesar de que el sector servicios es 50% del PBI, es de locos.



Cambié de canal y me toqué con un Jorge que es de “Mamey”. El fulano que usa apellidos paterno y materno se mandó con su slogan que anda repitiendo que si no se vence 100% a la pandemia no hay reactivación de la economía.

Consistente con esa “pachotada”; quiere que se cierren los restaurantes que dice ni siquiera cumplen con el aforo del 40% y, asimismo, que no haya fútbol. ¿Es que este quiere ser nuevamente ministro? ¿Es que no aprende?


Señaló que con las Reactivas y bonos hay sobre demanda de TV y Línea Blanca y que eso perjudica a la economía peruana. Este charlatán que no tiene doctorado en Chicago y asimismo niega su lugar de origen es un macrobúho sobre dimensionado.

Pero recibí un whatsapp de Jorge Baca, que sí se merece mi respeto en todo sentido. Me dice Jorge: “Los gurús están desconcertados, no dan pie en bola. Se ha producido un quiebre del mercado con millones de desempleados.

La economía de mercado no resuelve ello por la ruptura del mercado laboral, que ya venía con serias deficiencias. La recuperación de la minería no va a generar millones de empleos formales.

Hay que evitar un estallido social. La lucha de los trabajadores formales e informales se va a agudizar. Mejor es tener a los desempleados en los cuarteles haciendo algo productivo.

Ello es una mejor manera de combatir la pandemia y evitar aglomeraciones“. Seguía el whatsapp de Jorge, con lo que hizo Eleanor Roosevelt, al invitar a Keynes a la Casa Blanca en la depresión de los 30’s. Pero se me acabo el espacio desafortunadamente.