OPINIÓN | Dennis Falvy: “El juego del calamar: en la vida real”

"El endeudamiento récord de los hogares está impulsando la inversión privada y el crecimiento de la vivienda".
29 Octubre, 2021
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/10/Falvy-juego-calamar-Exitosa.jpg

En su estreno el 17 de septiembre, la serie surcoreana El juego del calamar, sorprendió a los ejecutivos de Netflix al captar 142 millones de abonados siendo el primer puesto en 94 países. Se centra en un concurso en el que 456 jugadores, de diferentes orígenes sociales, pero todos muy endeudados, juegan a una serie de juegos infantiles con consecuencias fatales si pierden, para tener la oportunidad de ganar 45,600 millones de wones (unos 38 millones de dólares).

El primero de los 6 juegos, aparece a mitad del primer episodio cuando un hombre misterioso (Gong Yoo) se acerca al protagonista Seong Gi-hun (Lee Jung-jae) en la estación de tren y le pregunta si quiere jugar a un juego.

En este contexto, Cynthia Kim nos advierte que muchos dueños de pequeñas empresas en Corea del Sur, se reconocen en los personajes con problemas de liquidez de la popular serie Netflix quienes compiten desesperadamente por ganar 38 millones de dólares.

A los 58 años, Yu Hee-sook pagó sus deudas hace tiempo, pero sigue recibiendo llamadas de agencias de cobro que amenazan con embargar sus cuentas bancarias, ya que los préstamos se consolidaron en un instrumento de inversión y se vendieron en el mercado sin que ella lo supiera. Ella tardó 13 años en pagar las deudas que contrajo por una película que fracasó en 2002 y se sintió atrapada, igual que los 456 concursantes.

El endeudamiento récord de los hogares está impulsando la inversión privada y el crecimiento de la vivienda. La proporción de quienes se han retrasado ha aumentado hasta alcanzar el 55.47% en junio, desde el 48% de 2017. El endeudamiento de los hogares equivale aproximadamente al PBI y alcanzó la cifra récord de 1.806 billones de wones (1.54 billones de dólares) en el trimestre de junio.

En este contexto y los números, se pregunta un tercero: “En qué se diferencia esto de ‘El juego del calamar’ si no hay segundas oportunidades”.

  Más de Dennis Falvy:

OPINIÓN | Dennis Falvy: “El consenso de Cornualles”

OPINIÓN | Dennis Falvy: “¿Y que hacer con tanta basura?”

OPINIÓN | Dennis Falvy: “¿Tambores de guerra en el Lejano Oriente?”