OPINIÓN | Dennis Falvy: “¡El color del gato y la represión en Tianamen!”

"Allí sí importará el color del gato y el que pueda cazar ratas y ratones efectivamente. La economía es subyacente al poder, por lo que sí importa allí el color del gato".
17 Junio, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/06/Falvy-represion-tianamen.jpg

A mi entender, hay frases extraordinarias, pero difíciles de extrapolar. Una de ellas es la de “No importa si el gato es negro o blanco, mientras pueda cazar ratones; es un buen gato”. Ella es de Deng Xiaoping en 1978, mostrando su visión para el futuro de la República Popular China en plena Guerra Fría y que dio inicio a la gran transformación del más férreo enclave del comunismo.


Este líder chino es controversial, pues fue el que dio el VB para la represión estudiantil en la Plaza de Tianamen el 4 de junio de 1989, descolocó la influencia de Mao Tse Tung y puso a China en un camino que hoy en día este país se considera el sustituto de los EE.UU., cosa que es ampliamente discutido en diversos foros, como lo ha sido en Inglaterra el G7.

En Perú a fines de los 70´s, los militares que nos gobernaban, conocían indicios que la subversión maoísta y otro grupo subversivo, estaban preparando su pleno camino al poder con una lucha armada.


La década de los 80 fue cruel por esta sedición y despiadada con una hiperinflación espantosa. La del 90 fue de esperanza, se corrigió mucho y se terminó mal. Y la del 2000 para adelante, fue la oportunidad perdida y para colmo vino el Lava Jato, la sub prime y la pandemia.

Hay ahora tres temas que resolver. La pandemia que cada día queda mas claro que tendrá que ser acometida globalmente, como señalan especialistas por su naturaleza mundial, su mutación y limitaciones en el timing de adaptar vacunas; así como en desempleo y sin duda la formalización del mismo que nivele costos y beneficios y minimice privilegios y “fringe benefits” y de hecho el tema de la seguridad. Allí sí importará el color del gato y el que pueda cazar ratas y ratones efectivamente. La economía es subyacente al poder, por lo que sí importa allí el color del gato.

  Más de Dennis Falvy:

OPINIÓN | Dennis Falvy: “El ‘consenso de Cornualles'”

OPINIÓN | Dennis Falvy: “¿Cuándo acabará el sine die?”

OPINIÓN | Dennis Falvy: “Una advertencia que crece y crece”