OPINIÓN | Dennis Falvy: “El brillante economista de Hitler”

"Schacht figuró entre los acusados en el proceso de Núremberg, donde se le acusó de complot y de crímenes contra la paz...".
20 Noviembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/11/El-brillante-economista-de-Hitler.jpg

En 1903 Hjalmar Schacht trabajaba en el Dresdner Bank. Hitler lo nombró presidente del Reichsbank y luego Ministro de Economía en 1934.



El economista reactivó la industria alemana y le sugirió a Hitler poner a Alemania como potencia económica que mandara en Europa por medio del comercio.

La Guerra Civil española fue la primera piedra de Schacht en su propósito de crear un III Reich mercantil. Pero se prefirió la guerra.


Fue un banquero obsesionado por el poder. No era un nazi. Tuvo el apoyo de los militares porque los rearmó, pero se hizo enemigos cuando quiso detener la política belicista.

En 1944, la Gestapo lo acusó de estar implicado en el Plan Valquiria, del 20 de julio contra Hitler. Fue enviado al campo de concentración de Dachau.

Schacht desarrolló una política de inversiones públicas, impulsando grandes obras, como la construcción de autopistas, y redujo el  déficit presupuestario del Estado.

Hizo una política de lucha contra la inflación plasmada en los llamados “Bonos Mefo”. Estos constituían una suerte de circulación pseudomonetaria que redujo la inflación drásticamente. En 1935 Schacht fue nombrado plenipotenciario general para la economía de guerra.

Dimitió en noviembre de 1937 debido a diferencias, sobre la importancia de los gastos militares, generadores de inflación y su animadversión contra Goering a quien despreciaba.

Por su capacidad intelectual se le permitió que siguiera siendo ministro sin cartera hasta enero de 1943, cuando Hitler lo destituyó.

Liberado por los Aliados, Schacht figuró entre los acusados en el proceso de Núremberg, donde se le acusó de complot y de crímenes contra la paz, especialmente por su contribución a preparar la economía alemana para la guerra.

Pese a su implicancia en la ascensión y triunfo del nazismo, fue absuelto.

Volvió a dedicarse a las finanzas, fundando su propio banco en Düsseldorf y ejerciendo de asesor financiero para los gobiernos de diversos países como Irán, Indonesia, Egipto y varios estados sudamericanos. Falleció en Múnich en 1970 a sus 93 años.