OPINIÓN | Dennis Falvy: “Cuidado con el terremoto económico financiero”

"En la parálisis de la actividad se cierran empresas y cunde el desempleo masivo, baja la productividad y se genera un círculo vicioso".
16 Junio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/06/Diario-Dailg-Mail.png

En una charla amical con Jorge Baca Campodónico, me señala que los términos y posibilidad que están en ciernes en la economía peruana y en muchas más, son el de recesión y el de depresión.



Hace la analogía que el temblor, que es un sismo con ciertos grados medibles en su intensidad y magnitud, se asemeja a una recesión, mientras que un terremoto complicado se puede ligar a una depresión.

Un temblor fuerte, y en analogía una recesión, ello es una baja de la producción por unos meses. Eso se arregla con políticas contra cíclicas en las cuales el gobierno tiene que hacer uso de las herramientas económicas, de la misma forma que un temblor de regular intensidad y magnitud es llamar a la calma y arreglar algunas rajaduras en los inmuebles y la infraestructura física, si es que ha sido dañada en algo.


Un terremoto de grado alto, en la escala modificada con intensidad y magnitud severa y duración y que puede acarrear un tsunami, son palabras mayores.

Es como una depresión como la del año 1929, que tuvo consecuencias de desastre y una política absurda de “Beggar Thy My Neighbor” y que en el caso de los EE.UU. se morigeró con los New Deals de Roosevelt y luego de la II guerra se salió de ella por completo.

La depresión es una posibilidad ad portas en el Perú, me decía Jorge no sólo con la pandemia en una 2da oleada, sino si este gobierno no se maneja con otras instituciones de nivel militar, religioso y privado, con un Plan estratégico que apunte al recupero del empleo y evitar la destrucción del aparato productivo.

En la parálisis de la actividad se cierran empresas y cunde el desempleo masivo, baja la productividad y se genera un círculo vicioso. Ya no es suficiente un estímulo económico gubernamental, sino masiva inversión y ello se hace recuperando confianza y con todos los actores comprometidos en salir de ella.