OPINIÓN | Dennis Falvy: “‘Bien taypa’ … pero sin un buen sabor”

El virus nos volvió a la realidad ante la escasez sanitaria y educacional, inseguridad y falta de infraestructura. Cada vez hay más subsidios ciegos y nos endeudamos más.
21 Marzo, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/03/Falvy-bien-taypa-pero-sin-buen-sabor.jpg

Es tragicómico, ver a Thorne señalando que sólo hay USD 5,000 millones en las arcas fiscales, las que se utilizarán este año para un ‘déficit in crescendo’.



Y es que el MEF fue manejado pésimo por el Sr Vizcarra y la calichina de la Alva, con el ominoso gasto del tema pandémico, donde hay sospechas de malos manejos. En una operación camuflada de Repos, el BCRP hizo emisiones primarias para dos Reactivas, sobrevendido en sus logros con tasas de subasta de regalo, año de gracia y presión de los deudores para diferir el repago. Cada vez hay más subsidios ciegos y nos han endeudado y siguen con bonos soberanos hasta el cogote en por lo menos un 15% de un PBI de USD 231,000 millones. Es decir, una locura.


El Marco Macroeconómico Multianual fijó un presupuesto de S/183,000 millones, con mayor endeudamiento, burocracia enorme e intacta. Ello con trabajadores CAS que ya el Congreso le dio el VB para ser planillados, más consultorías y publicidad inusitada, más endeudamiento y un optimismo absurdo para la recaudación fiscal del 2021, la que se cree de manera irresponsable e ingenua se llegará a niveles adecuados tan sólo con la factura electrónica y la ley anti elusión. Amén de una sub estimación de los alcances de la pandemia, las vacunas y un PBI que no tendrá por años los ingresos de un gran sector que ha quedado con demanda cercana a mínimos y que no reacciona a estimulo ni fiscales, ni monetarios, como es la mayoría de los servicios, que lidera la actividad del turismo. Es el empleo el verdadero problema, además de la inusitada pandemia.

  Los presupuestos

En el año 2006 el presupuesto público fue de S/50,692 millones. Ya, en el 2015, se acercaba a S/100,000 millones. El pre pandemia era de s/177,000 millones y este MMM lo han subido para el 2021 a S/183,000 millones en que cínicamente se dice que en términos reales es lo mismo que el actual. El cuadro, aunque de años anteriores, nos da una idea del gasto porcentual presupuestal que se mantiene hasta hoy día, aumentado en los sectores afectados por la pandemia.

En cambio, el virus nos volvió a la realidad: Escasez sanitaria, educacional, de infraestructura, de seguridad y aquello de que las espaldas financieras daban para comprometer un 12% del PBI como la ex ministra Alva hizo propaganda hasta en el exterior ganando absurdas palmas.

Pocas empresas y ajochadas por la Sunat, sostenían el aparato tributario para el gobierno central. Y se vio el dispendio horroroso de la corrupción y megaproyectos como la Refinería, el gasoducto y la Carretera Interoceánica y hasta compromisos de pago para peajes.

  Debe quedar claro

Hoy con elecciones ad portas, no está claro cómo se va a financiar la andanada de propuestas insulsas. Se promete el oro y el moro. Los proyectos mineros nadie sabe su direccionalidad, con el Litio a la cabeza; la renovación del agro, elevando su productividad y miles de Kms de carreteras y otros vaivenes se dice se harán, pero no hay derrotero.

Pero ello sólo es posible, redimensionando al menos el Estado del 75% de un presupuesto 2021 de S/183,000 millones sin política fiscal y encima con un sistema judicial lento, ineficiente y con gente metida allí por años haciendo de las suyas y pactando con los gobiernos de turno.

Hay entonces, que limpiar a la economía, de esos falsos gurús y farsantes. Lo último, propagandizado por el sindicato manejado por el oligopolio de 4 bancos y al mismo estilo de Goebbels: “Miente, miente que algo queda”; ha promocionado que los informales buenos cobran un 792% anual y los perversos delincuentes del gota a gota casi 10,500%, lo que es absolutamente falso. Pero ello justifica que por consumo en la banca formal te cobren hasta 150% al año. Para remate se puntualiza que, si les ponen topes a las tasas, la gente de riesgo “incluida” dejará de ser cliente e irán a los informales usureros. Una estupidez mayúscula y falsa, pero defendida por gente abominable y despreciable, de eso que llaman, me parece, “Derecha Bruta y Achorada” (DAB).

  Más de Dennis Falvy:

OPINIÓN | Dennis Falvy: “¿Aquella inflación perniciosa viene?”

OPINIÓN | Dennis Falvy: “Hay que ajustar la política y administración tributaria”

OPINIÓN | Dennis Falvy: “¿Es el Bitcoin una buena apuesta?”