OPINIÓN | Carlos Jaico: “Sociedad de la empatía, 107 días después”

"Es así que, al inicio de la cuarentena, las conversaciones hablaban principalmente del porcentaje de mortalidad del coronavirus".
2 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/médicos-viendo-casos-covid.jpg

¿Han visto al caracol retraerse y refugiarse en su caparazón cuando se siente atacado? Al hacerlo, todas las partes de su cuerpo actúan coordinadamente y la estrategia de defensa funciona.

Tomando este ejemplo y luego de esta cuarentena, ¿qué enseñanzas nos deben quedar de 107 días de cuarentena? Cuando la cuarentena empezó, las primeras estadísticas que llevaba la Universidad John Hopkins mostraban alrededor de 60 mil contagiados en el mundo.

Hoy son más de 6 millones. El virus no era ni broma ni juego. Había que tomárselo muy en serio. Pero, la negación de la letalidad del virus era constante entre los ciudadanos, unos mejor informados que otros.

Es así que, al inicio de la cuarentena, las conversaciones hablaban principalmente del porcentaje de mortalidad del coronavirus. Todos manejaban la cifra de 3% y hacían fríos cálculos sobre el número de víctimas.

Hasta aceptaban las muertes repitiendo discursos frases del tipo, “alguien se tiene que sacrificar, para que la economía no se detenga”. Evidentemente, en esta reflexión eran otros los que tenían que morir.

Nunca sus familiares o amistades cercanas. Es así que las redes sociales se convirtieron en obituarios donde se comunicaban las sensibles pérdidas de familiares y amigos, los pésames y pedidos de oración para los que luchaban contra el Covid-19.

Verán que la insensibilidad puede llevarnos a dramas nacionales. Cabe preguntarse qué debía prevalecer, ¿la vida o la economía? ¿Será que nuestros valores morales han ido desapareciendo por el virus de la insensibilidad y falta de empatía? Pese a no ser un concepto usado en su época, si Adam Smith estuviera vivo, de seguro haría conferencias virtuales sobre la relación empatía y cooperación en sociedad, teniendo como base su obra “Teoría de los sentimientos morales”.

Con gusto se uniría Arthur Schopenhauer para hablarnos “Sobre el Fundamento de la moral”, y plantearnos que la regulación social depende de nuestra sensibilidad por los demás.

Más allá de saber si la cuarentena funcionó o no, ¿hemos pensado en las miles de vidas salvadas gracias al esfuerzo colectivo del confinamiento? Si funcionó es sinónimo que hemos avanzado como sociedad empática.

Porque en este mundo de virus pasajeros y letales, estas experiencias no son ni serán las últimas. Lo importante sería saber qué hemos aprendido como sociedad, luego de 107 días.

Ahora que terminó la cuarentena, nuestra sociedad nos deja la responsabilidad de cuidarnos los unos a los otros. Porque si no aprendimos a hacerlo por la empatía, hoy un virus nos lo impone.