OPINIÓN | Borka Sattler: La vía crucis del cuerpo de Clarice Lispector

Narradora por excelencia de los problemas humanos, controvertida y admirada por sus temas, donde la vida y la muerte se conjugan.
11 Julio, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/07/sdf.jpg

El importante crítico literario del modernismo brasileño Tristao de Athayde escribió de Clarice Lispector: “Su estilo es una clave verbal, diferente a la cual el lector tarda en adaptarse y coloca a la escritora en una trágica soledad en nuestras letras modernas”. De padres rusos y nacida en Ucrania, pero criada en Recife, Brasil, desde muy niña Lispector incursionó en la música, la plástica y la literatura. Pintar y escribir fueron las prácticas que acompañaron no su larga vida, pues muere a los cincuenta y cinco años, en la cúspide de su producción literaria, en 1977.

Narradora por excelencia de los problemas humanos, controvertida y admirada por sus temas, donde la vida y la muerte se conjugan, logra unir felicidades y angustias de su sexo en una comunión.

“Siento un perfume de polen en el aire. Tal vez sea mi propio polen”, “Después de morir, no se va al paraíso, el paraíso es morir”. En estas frases se percibe su esencia. He sentido arañazos cuando la leía, desgarros de la piel en la mente que sangraban al interior.

Así como Jorge Amado es “Jorge de Brasil”, Clarice Lispector es “Clarice la brasileña”, dijo Haydée Jofre Barroso en su artículo publicado en La Nación de Buenos Aires, Argentina, un domingo 5 de enero de 1975.

La vía crucis del cuerpo (Ediciones Corregidor, 2011), con prólogo de Gonzalo Aguilar, también traductor del libro, contiene trece cuentos de Clarice Lispector, una “Explicación”, además de artículos de crítica que enriquecen la edición.

A esos cuentos los atacaron diciendo que eran “basura” y pornografía, la aurora misma lo cuenta en una conferencia que ofreció en Buenos Aires. Para mí no hay imágenes de porno, ni descripciones abruptas en el sentido del sexo. El tema es la soledad y una fuerte intención de clamar por comprensión. El soporte es lo cotidiano del diario vivir sin privilegios ni astucias.

Respetada y estudiada, sus libros están traducidos a diferentes idiomas. Forjada aquí, en la América del Sur, Clarice Inspector lleva esa mezcla de razas que otorga la fortaleza y distingue, al captar lo que la vida da sin perjuicios y aceptando. Sugiero que se interesen en la obra de esta artista de las letras, ucraniana y brasileña.