OPINIÓN | Borka Sattler: “Cambios de Mo Yan”

"Se le compara con William Faulkner y Gabriel García Márquez, que toman como temas en su narrativa la tradición y la cultura popular".
29 Abril, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/04/MO-YAN.jpg

Mo Yan, que significa No Hables, es el seudónimo de Guan Moye. Nació en 1955 en Gaomi, provincia de Shandong, en China, de familia campesina, hasta que se alistó en el Ejército Popular de Liberación y empezó a estudiar literatura y a escribir novelas que han merecido varios premios en diferentes partes del mundo, entre ellos el Premio Nobel de Literatura el año 2012.



Se le compara con William Faulkner y Gabriel García Márquez, que toman como temas en su narrativa la tradición y la cultura popular. Mo Yan lleva en sus letras una perspectiva histórica y social que es definitiva en su manera de expresión, coloquial y cotidiana pero enfática y determinante en cuanto a las costumbres y tradiciones de su país.

Cambios, según la crítica literaria, es la novela que refleja la intimidad del autor y revela la raíz más profunda de su mente, recuerdos de su infancia y la confesión que teje rebeldía a un estado en trasformación.


Cambios lo hace merecedor de ser un gran novelista, según las publicaciones Times y Le Monde, que comentan su obra y señalan que a pesar de que el autor vive en un mundo estrecho y limitado, se proyecta a la humanidad.

Sin perderme una página y en un momento cruel, para todo el mundo, he leído esta deliciosa novela, y me he quedado corta en seguir los pensamientos del autor.

He sentido que fácilmente se puede comprender, a pesar de lo distante en culturas, que todos los seres humanos luchamos por injusticias y por la moral.

El tema de esta joya literaria se basa en lo contado por el personaje, primero como niño y después de mayor. De niño, mal entendido en un colegio primario donde tiene que esconder su rebeldía.

Después, la trayectoria de una vida singular donde debe llegar al matrimonio, no con la musa de su amor, con quien podría tener solamente un hijo, sino con una mujer guapa de espaldas, pero que tiene la cara afectada por viruela, con quien le dejarían tener dos.

La obra de Mo Yan es creativa y diferente. Criticas, sueños y desafíos de la China del pasado siglo que abren un panorama a otra manera de pensar. Vale la pena leer esta novela para entender la palabra “cambios”, que es lo que se avecina después de esta pandemia mundial.

Ideas más justas que conjuguen la sociedad humana, teniendo en cuenta que el hombre es vulnerable en su naturaleza.