OPINIÓN | Borka Sattler : Arte y Vocabulario

Esta verdadera obra de arte nos regala la colección de dos tomos.
13 Junio, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/06/arte-y-vocabulario.png

Arte y vocabulario en la lengua general del Perú, llamada Quichua, y en la lengua Española. Este es el título del diccionario elaborado después del Tercer Concilio Limense sobre el idioma nativo del Perú, e impreso por priera vez en América en 1586 por Antonio Ricardo, y que atribuye a Blas Valera como su autor.

Esta verdadera obra de arte, cuya edición actualizada pertenece a José Carlos Vilcapoma, nos regala la colección de dos tomos. Uno, el facsimilar de la época, que reproduce el incunable hallado por el promotor y estudioso de la obra, el propio Vilcapoma, hace veinte años en la Sala Sevilla de la Biblioteca Nacional de Madrid. El otro, la versión actualizada por él mismo, que nos lleva a la comprensión de la lengua ancestral, el quechua, contrastada al español. Además de un glosario magníficamente elaborado en el uso de las palabras en ambos idiomas en el mundo de hoy.

Esta obra es presentada por Fernando Hermoza Gutiérrez (Academia Mayor de la Lengua Quechua) y por Tania Anaya Figueroa (Escuela Nacional Superior de Folklore José María Arguedas), y está prologada por Luis Millones, recientemente incorporado a la Academia Nacional de la Historia, quien ofrece un perfecto recuento de la historia de la evangelización y el grave problema del entendimiento.

Esta importante edición, Arte y Vocabulario, concebida en tiempos de la Colonia, es un valioso documento para entender que el lenguaje es un elemento crucial en la comunicación del hombre. El idioma fue uno de los principales obstáculos en la trasmisión de la fe. Es evidente que los conquistadores la usaban de bandera. Según explica Vilcapoma, cuando el dominico Vicente Valverde con su traductor, Felipillo, presentó el cristianismo al Inca Atahualpa, este odiaba al Inca por ser hijo de Huayna Cápac. Con sus acciones expansionistas, los cusqueños habían anexado al imperio esas tierras del norte, de donde procedía Felipillo, y además Atahualpa le había quitado a su mujer. Sus traducciones estaban cargadas de venganza.

Impecable y elegante esta colección que no debe faltar en ninguna biblioteca ya que es un orgullo la labor de José Carlos Vilcapoma, que pone en relieve nuestro idioma ancestral y nos descubre la historia de nuestro país. Es un valioso aporte al conocimiento, un instrumento de comprensión para los peruanos, dándonos lucidez y despertando el amor a nuestra tierra. El día que nos demos cuenta de lo que vale el Perú, cantarán otros gallos al alba y al atardecer.