OPINIÓN | Ántero Flores-Aráoz: “Igualdad”

"... es conveniente y legítimo que se pretenda la igualdad en el partidor, pero no puede ser en la meta ya que ello depende del esfuerzo y no todos se esfuerzan por igual".
9 Octubre, 2021
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/10/Flores-Araoz-igualdad-Exitosa.jpg

Desde hacen muchísimos años se viene diciendo que hay desigualdades y que hay que terminar con ellas y, que no se entiende, el por qué siendo los seres humanos iguales se ven tantas diferencias.

La repetición constante de lo señalado ha hecho que mucha gente se lo crea y que por ello reclamen que exista igualdad en todo, no solo en los derechos ya consagrados, sino sobre todo en el estándar de vida, en remuneraciones e ingresos, en posición social, en que si unos tienen un buen automóvil todos los demás también deberían tenerlo, si hay quienes van a la universidad pues todos deberían asistir, si se va de viaje vacacional al interior del país o al extranjero, todos deberían viajar, si se habita en un buen departamento, todos deberían contar con vivienda adecuada y así podríamos seguir y seguir.

La permanente insistencia en la igualdad y en terminar con las desigualdades, logra que personas y familias enteras que viven con escasos recursos y no tienen un nivel de vida aceptable ni gozan tampoco de servicios esenciales, se sientan postergadas y con derecho a que el Estado les dé todo lo que no tienen y para ello, es fácil que sucumban a cantos de sirena que les ofrecen el oro y el moro, con tal de conseguir su voto en los procesos electorales. Caen fácilmente en la tentación y marcan con lápiz o sin él opciones ideologizadas en el marxismo, leninismo, maoísmo y tantos otros ismos similares, con lo que no solamente no obtendrán igualdad sino las desigualdades serán mayores, sobre todo con los gobernantes que vivirán como reyes a costa de los sacrificios de los gobernados. Ejemplos por doquier, miren nomás en nuestro continente a los Castro, a Chávez, a Maduro, a Ortega y así podríamos seguir.

Todos tenemos los mismos derechos humanos consagrados en la Constitución y en los tratados internacionales, o por lo menos estamos en vías de tenerlos, pero a lo que no se puede esperar es a que todos ganen igual, a que todos tengan similares niveles de vida o vayan a las mismas escuelas y universidades. Ello es imposible, pues como siempre se ha dicho: hasta en el cielo hay categorías.

La igualdad tiene que ser de origen, esto es de oportunidades, todos con las mismas oportunidades a tener educación y salud de calidad, infraestructura satisfactoria, pero teniendo en cuenta que la meta dependerá de la meritocracia. No todos pueden alcanzar los mismos sitiales, mucho dependerá de cómo se esfuerce cada cual o como se sacrifiquen, puesto que no es dable que se corone con el éxito a quien no se esforzó para lograrlo.

El vagoneta no puede esperar a tener buenas calificaciones, pues no las merece, mientras que quien es laborioso y cumplidor tendrá todo el derecho a lograr mejores sitiales, por lo que es conveniente y legítimo que se pretenda la igualdad en el partidor, pero no puede ser en la meta ya que ello depende del esfuerzo y no todos se esfuerzan por igual.

  Más de Ántero Flores-Aráoz:

OPINIÓN | Ántero Flores-Aráoz: “Calidad ministerial”

OPINIÓN | Ántero Flores-Aráoz: “Prensa y despropósito”

OPINIÓN | Ántero Flores-Aráoz: “Vacunación: responsable actitud”