¡Olvidados! Entregaron sus vidas para luchar contra el terrorismo, pero siguen sin ser reconocidos

Han pasado más de 21 años desde aquella operación de inteligencia que permitió derrumbar Sendero Luminoso.
11 Octubre, 2020
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/10/CAPTURADECAMARADAFELICIANOHUANCAYO.png

Contra el terrorismo. En julio de 1999, la cúpula de Sendero Luminoso recibió la estocada final. Su último cabecilla, Oscar Ramirez Durand, más conocido como camarada ‘Feliciano’, fue capturado en una gesta heroica en el anexo de Cochas Chico, ubicado en la región de Huancayo. Su intervención se produjo cuando se trasladaba a bordo de un vehículo de transporte público, fingiendo ser un pasajero más.

También te puede interesar: ¡Devastador! Anciana angustiada porque lluvia mató a sus 150 cuyes

Han pasado más de 21 años desde aquella operación de inteligencia que permitió derrumbar la organización subversiva, que por décadas desangró a nuestro país. Exitosa Perú ubicó en el Parque de Los Héroes, del distrito de Chilca, a dos integrantes de la patrulla Miguel, que formó parte del Plan de Operaciones Cerco 99, del Ejército Peruano en Huancayo.

Oswaldo Bruno Humana, exSargento Primero del Ejército Peruano, narró – a nuestro medio – cómo fue el operativo: “No ubicando ( a Feliciano) hasta altas horas de la noche, nos ubicamos en una calle para hacer control de vigilancia de lo que es vehículo y personal. Estuvimos toda la noche y aproximadamente 5:30 a.m. detuvimos a un vehículo se dirigía a Huancayo“, enfatizó.

Exitosa conversó con el encargado de la patrulla que capturó al camarada Feliciano.

En cuanto intervienen dicho vehículo por actitud sospechosa, piden documento de identidad a todos los pasajeros. Huamaní relata que dentro se encontraban con tres mujeres, un hombre y el chofer. Héctor Rojas Ramos, participante de dicho comando, fue el soldado que detuvo el bus y contó a detalle lo que sucedió.

“Tenía su foto y subí, y ya lo había reconocido. Entonces le dije alto, arriba las manos. No opuso resistencia, de inmediato levantó las manos.  Entonces cuando lo agarré me dijo: Ya perdí, yo soy a quien buscan.  Al decir eso, lo bajamos del vehículo. El capitán también lo reconoce, y empezamos a enmarrocarlo”, dijo.

Héctor Rojas Ramos fue el soldado que capturó a camarada Feliciano.
Reconocimiento

Por último, hicieron un pedido a las autoridades – frente a nuestras cámaras – para exigir el reconocimiento correspondiente. “Lo que nosotros pedimos es que nos reconozcan a los 16 (que participamos). Podríamos haber muerto en ese entonces, pero hoy estamos vivos por suerte. Ninguna autoridad no nos reconoce ni se acuerda de nosotros”, puntualizó.