Nuevos despidos en Congreso incluyen a fujimoristas, apristas y de APP

Este mes dejarían de trabajar 343 servidores. Ántero Flores-Aráoz dice que Legislativo no es chacra de nadie ni debe servir para pagar favores políticos.
12 Febrero, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/02/3.1.jpg

El presidente del Congre­so, Daniel Salaverry, tiene decidido para finales de febrero prescindir de 343 empleados, que se suma­rían a los 270 que dejaron de trabajar en el Parlamen­to a finales de enero.

Así lo revelaron a diario Exitosa, fuentes de la Presidencia del Congreso, que indicaron que estos trabajadores en su ma­yoría estarían vinculados a Fuerza Popular, Partido Aprista Peruano y Alianza Para el Progreso, contrata­dos de manera irregular, se­gún indican, por las últimas mesas directivas.

Ellos fueron contratados, explicaron nuestras fuentes, cuando Fuerza Popular, Apra y Alianza Para el Progreso compartían la Mesa Directi­va del Parlamento y habrían aprovechado esta situación de poder para convocar a sus correligionarios.

Evaluación previa

Para el ex oficial mayor del Congreso, José Elice, si las medidas del titular del Le­gislativo responden a las ne­cesidades reales que tiene el Congreso, le parece bien por­que existen demasiados tra­bajadores, pero deben eje­cutarse con una evaluación previa sobre cuáles son las necesidades del Legislativo.

“Es importante que el Con­greso, a través de un examen, defina exactamente cuántos empleados de planta, como de confianza, se requieren en el Parlamento. Eso no se ha hecho hace muchos años. Si se trata de una purga por ra­zones políticas no me parece bien, si se trata de una medi­da a partir de un estudio de las necesidades reales que tiene el Congreso, estaría de acuerdo”.

Para Elice, el número ideal de empleados no debería su­perar los 1,200 y ahora supera los 3 mil y es un exceso que complica los procedimientos parlamentarios y que hace el Congreso más costoso y tam­bién los procesos adminis­trativos internos que afectan también a los congresistas.

No es una chacra

El expresidente del Con­greso, Ántero Flores-Aráoz, señaló a diario Exitosa que existe una sobrecarga de trabajadores que nunca se ha visto en la historia del Congreso y esto ha requeri­do medidas correctivas, por lo cual aprueba las decisio­nes de Daniel Salaverry.

“Ha hecho muy bien el pre­sidente del Congreso de po­ner orden, las plazas del Con­greso no sirven para pagar favores políticos. Esto viene de atrás y ahora se ha vuelto explosivo. Normalmente las agrupaciones que presiden el Congreso han creído que es su chacra para pagar favo­res políticos y el Congreso es para tener la mejor gente, lo mejor es que ingresen por concurso”, precisó el político.

No es un botín

Por su parte, el también ex­presidente del Congreso, Daniel Abugattás, dijo que lo hicieron los apristas en su último gobierno y lo que hace ahora Fuerza Popular es destinar trámites y dar la supuesta estabilidad de cin­co años de permanencia en el puesto y eso es ilegal.

“En el último gobierno de Alan García, los apristas convirtieron a 25 trabaja­dores en empleados per­manentes, eso quiere decir hasta que se mueran, por­que trabajar en el Congreso es ganarse la lotería por el sueldo, seguro y demás be­neficios. Yo saqué a mucha gente, pero logré reconocer que ‘los hermanitos’ (FP y Apra) los volvieron a rein­corporar, gente incluso que tiene denuncias penales por robo. Salieron mirán­dome a la cara riéndose y volvieron riéndose, uno de ellos Tulio Navarro y no re­cuerdo a otro que estaba a cargo de administración”.

Según Abugattás, Salave­rry está actuando con más premura, no ha querido que pasen cinco años porque de­sean que entren por mérito. No quiere que se convierta el Parlamento en un botín de los partidos políticos.