El niño de la portada de “Nevermid”, 30 años después enjuicia a “Nirvana”

Spencer Elden acusa a rockeros de pornografía infantil y denuncia que se beneficiaron “y siguen beneficiándose” con “la explotación sexual” de su imagen.
26 Agosto, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/08/nirvana.jpg

El niño que apareció en la famosa portada del disco “Nevermind” (1991) de Nirvana, Spencer Elden, hoy de 30 años, denunció a los exintegrantes y herederos del grupo y les acusó de pornografía infantil.


“Los acusados promocionaron pornografía infantil de Spencer de manera intencional y comercial e hicieron uso de la impactante naturaleza de su imagen para promocionarse a sí mismos y su música a costa de Spencer”, asegura la denuncia presentada en un juzgado californiano.

Puedes leer:  “La hipocresía y las medias verdades arruinan a la Iglesia”, afirmó el papa Francisco


La demanda sostiene que los acusados se beneficiaron y continúan beneficiándose de “la comercialización de la explotación sexual” de Elden. Entre los denunciados aparecen Dave Grohl y Krist Novoselic, que junto al legendario y desaparecido Kurt Cobain (1967-1994) componían la formación clásica de Nirvana.

La demanda incluye a Kirk Weddle, el fotógrafo de la portada de “Nevermind”; y a Courtney Love, la heredera del patrimonio de Cobain. Elden busca una indemnización por “los daños que ha sufrido y seguirá sufriendo de por vida”.

ICÓNICA PORTADA

La portada de “Nevermind” está considerada como una de las más icónicas de la historia del rock y muestra a un bebé buceando en una piscina y a la caza de un billete de un dólar.

Elden se ha metido de nuevo en la piscina para recrear esa portada. Lo hizo en 2016 cuando se cumplió un cuarto de siglo del álbum, pero también expresó disgusto por estar vinculado a esa imagen.

La depresión, la rabia y la angustia reventaron las listas de éxitos gracias al grito desesperado de Nirvana en “Nevermind”, pero su éxito también encaminó a su cantante Kurt Cobain a un laberinto de autodestrucción del que no saldría con vida.

Síguenos en Twitter