Niños lectores buscan que Vargas Llosa lea su cuento “Fonchito y la luna”

Club de lectura del Rímac lanza campaña en forma virtual. La Biblioteca "El Manzano" ayuda a mantener el buen hábito de la lectura, incluso en estos tiempos del Covid-19.
15 Agosto, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/08/lectura-niños.png

“Fonchito y la luna” cumple 10 años de publicación y los pequeños lectores del Rímac buscan que sea su propio autor que les lea -de manera virtual- este cuento. ¿De quién se trata? Nada menos que Mario Vargas Llosa, nuestro Nobel de Literatura.

El pequeño Ignacio es el más entusiasta con esta idea que cuenta que su mamá lo lee todas las noches. Ignacio es parte del Club de Lectura del distrito bajopontino del Rímac y que ahora, debido a la pandemia, se realiza de manera virtual.

Minerva Mora, promotora cultural y creadora de la Biblioteca El Manzano, en el Rímac, sabe de este interés de los pequeños lectores como Ignacio. “Vamos a ver si logramos encontrar al autor y que nos lea ‘Fonchito y la luna’”, ha prometido Minerva.

Ella los impulso desde la Biblioteca El Manzano a mantener el buen hábito de la lectura, incluso en estos tiempos del Covid-19. Cuenta Minerva que empezaron con sesiones de 40 minutos, pero quedaron cortas por el entusiasmo de los niños.

“En las semanas previas han participado en la actividad también la escritora chilena Romi Yévenes, autora de ‘Patitas en lacalle’, la ecuatoriana María Fernanda Heredia, con ‘Los astronautas’ y don Oscar Colchado Lucio, con quien los niños hablaron de su libro ‘Cholito y Amazonita’”, cuenta Mora.

En el club virtual, los promotores leen con los niños y niñas cuentos de autores de todo el mundo. “Una de las dinámicas es solicitarle al autor o autora de la historia que nos cuente, mediante un vídeo, por qué escribió esa historia, además de saludar a los niños y motivarlos a seguir leyendo”.

A los niños del Rímac, se han sumado en sus lecturas virtuales menores de distintos distritos de Lima y también de Pasco, Tacna y Tumbes. Minerva Mora, comunicadora social sanmarquina, ya emprendió la tarea de buscar al Nobel y que les lea a estos pequeños lectores