Nicomedes Santa Cruz y su gran legado a la cultura afroperuana

Hace 30 años nos dejó el comunicador, poeta y activista cultural.
4 Febrero, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/02/Nicomedes-Santa-Cruz-Exitosa.jpg

Hace casi 30 años, partió a la eternidad el comunicador, poeta, activista cultural y forjador de la cultura afroperuana, don Nicomedes Santa Cruz. Escribió 10 libros y publicó más de una docena de discos. Fue un 5 de febrero de 1992, que don Nico nos dejó, pero como decimista y poeta nacional realizó una serie de investigaciones que lo llevaron a rescatar varios géneros artísticos.

Tenía una voz inconfundible y vigorosa de la negritud en el país. En sus años mozos fue cerrajero o herrero, y entre sus trabajos se puede apreciar la reja que forjó junto con sus hermanos César y Fernando, para el mausoleo del bardo cantor, Felipe Pinglo.

También puedes leer: Rita Moreno casi acaba con su vida por maltratos de Marlon Brando

A los 11 años, termina la primaria y empezó a trabajar. Quizá una de sus décimas más famosas fue “A cocachos aprendí” que muchos quizás lo asocien a que no fue un buen alumno, pero todo lo contrario.

El abuelo paterno fue un especialista en piezas costumbristas del siglo XIX y amante de la lectura; el abuelo materno pintor, cantante y bailarín. Y la mamá, una voz melodiosa que arrullaba a su prole con décimas.

Nelson Manrique, historiador y sociólogo, señala que “La cultura negra representada por los hermanos Santa Cruz, y especialmente por Nicomedes, debe situarse históricamente en un momento de transición, de una sociedad dominantemente rural y patriarcal hacia una de carácter urbano, familiarmente descentrada”.

También puedes leer: Suspenden dos semanas a Whoopi Goldberg por comentario sobre el Holocausto

Su primera décima estaba inspirada en su maestro Porfirio Vásquez, quien le había mostrado el universo que encerraba este género. El hecho sucedió en el cafetín “Choy”, de la esquina de los jirones Arica y Loreto, donde Nicomedes escuchó por primera vez a don Porfi recitar unas décimas y para Nico fue el descubrir el fuego que gobiernan el cosmos creativo:

Criollos, no: ¡Criollazo!
Canta en el tono que rasques
Le llaman “El Amigazo”, su nombre: PORFIRIO VÁSQUEZ

Poco a poco, iba buscando su propio camino, saliendo de temática tradicional que le había mostrado Porfirio Vásquez. Su legado aún perdura.