Nicolás Lúcar: Tomemos medidas urgentes o preparémonos para morir

Si algo nos han traído las nuevas cepas, es que ya no son las personas mayores o de la tercera edad las que pueden morir.
25 Enero, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/01/Nicolás-Lúcar-Tomemos-medidas-urgentes-o-preparémonos-para-morir.png

Nicolás Lúcar: Estamos enfrentando nuevamente una situación, que ya no sé como definirla. Estamos enfrentando a la desconexión de nuestras autoridades con lo que es la realidad que vivimos la inmensa mayoría de peruanas. El ministro de Economía acaba de descubrir que estamos en una segunda ola. Por lo tanto, dijo que hay que preparar medidas urgentes para enfrentarse a ella.



Eso resulta absolutamente desconcertante. Lo que debió ocurrir es que habiendo aprendido nuestras propias lecciones de lo que no se hizo y mirando el comportamiento del virus en el mundo, era absolutamente evidente que lo que teníamos delante eran de varias olas. Es decir, que el virus iba a ir repitiendo en su intensidad.

Además, como lo han demostrado experiencias anteriores, la ocurrencia de mutaciones. Es una previsión que hacían los especialistas de las epidemias y de los comportamientos de los virus. Era obvio que necesitaba observar la realidad de lo que ocurría en el mundo para nosotros tomar las mediadas adecuadas.


Hemos repetido hasta el cansancio de todo lo que se no hizo y se debió hacer en el Perú. También en determinado momento deberíamos tomarles cuenta a los responsables de lo que estemos en la situación a la que estamos. No tenemos la vacuna todavía y la vamos a tener tarde. Tampoco hay las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) que deberíamos tener. No hemos resuelto el problema del oxígeno.

Estamos exactamente en el mismo punto. En términos prácticos, estamos enfrentando la misma situación donde la inmensa mayoría de la distribución del oxígeno depende de un conglomerado de empresas privadas, que son Praxair y Linde. Estas abastecen la mayor parte del oxígeno medicinal en el Perú.

 Presupuesto

No hemos activado el primer nivel de atención. No tenemos las pruebas moleculares que deberíamos tener. Tampoco tenemos personal de salud. No tenemos gente porque la que se contrató, no se le pagó y no se cumplió con las horas extras. No han cumplido compromisos con nadie. Y a la hora de elaborar el presupuesto de la República, donde todas las ilusiones y esperanzas del Perú mueren aquí, fue ajeno al país que correspondía.

En medio de una pandemia, poco más de 20 mil millones de soles cuando solo este año que pasó hemos gastado más de 23 mil millones. Es absurda, irresponsable y en algún momento le tendríamos que pedir cuentas a quienes nos la deben. Acá hay incluso delito. Y encima, hemos tenido un nivel de corrupción en las adquisiciones que no tiene precedentes en el Perú.

El Perú es un país de políticos corruptos. Eso ha sido en 200 años. Pero lo que ha pasado en la pandemia no tiene nombre. Los porcentajes que han cobrado por las comisiones ilegales han batido los récords. Solo nos queda nosotros mismos y nuestra capacidad de cuidarnos y no enfermarnos.

 Cepas

Más nos vale no enfermarnos. Habría que decir algo que puede resultar hasta existencial. Hay que prepararnos para morir, porque eso es una posibilidad para todos. Si algo nos han traído las nuevas cepas, es que ya no son solo las personas mayores o de la tercera edad las que pueden morir.

Ahora, los jóvenes pueden morir con estas nuevas mutaciones. Por lo tanto, o hacemos lo que tenemos que hacer o preparémonos para morir.