Nicolás Lúcar: El síndrome de Guillain–Barré pone en evidencia el colapso de la salud pública

Este tema del Guillain–Barré es una extraordinaria oportunidad para discutir la profunda crisis en la salud pública, y de una vez por todas tomar decisiones para cambiar.
12 Junio, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/06/lucar-4.jpg

El síndrome de Guillain–Barré nos está afectando de una manera tan sorpresiva, y que ha creado tanta incertidumbre entre la gente, porque no está claro de qué se trata, pese a que los especialistas nos lo han tratado de explicar.

¿Pero qué es lo que pasa? Se ha desatado el Guillain–Barré, y los casos que deberíamos tener en todo el año, lo estamos teniendo prácticamente en días, y en diferentes lugares del país, lo cual resulta aún más sorprendente.

¿A qué nos ha enfrentado el síndrome de Guillain–Barré? En primer lugar a que hay enfermedades infecciosas para los que deberíamos estar preparados, es decir, sabemos que todos los años en el cambio de clima viene el problema con la influenza. Y la pregunta es: ¿cuánta gente se está vacunando contra la influenza? ¿Pór qué no podemos sostener campañas eficientes alrededor de esto?

Pero por el otro lado, nos enfrenta a las enfermedades infecciosas intestinales, y que tienen su origen en la pésima calidad del agua que se consume en muchísimos lugares del Perú. A eso se suma los muy malos hábitos de higiene de nosotros como ciudadanos. Es decir, estos temas que tienen que ver directamente con la prevención son claves y no los cumplimos.

Además de que el Guillain–Barré nos ha enfrentado a que no estamos haciendo por prevención de salud lo que deberíamos hacer, nos ha enfrentado al tremendo drama de la salud pública en el Perú. Necesitamos asistentes de respiración mecánica y no tenemos, necesitamos inmunoglobulina y no tenemos, necesitamos neurólogos y no tenemos. Es una cosa increíble lo que tenemos al frente, es el colapso de la salud pública hecho evidente.

La gente prácticamente tiene que ser trasladada a Lima para recibir una atención que corresponda al nivel de gravedad de su situación. No hay equipamiento, no hay personal, no hay lo que debería haber en los hospitales públicos en el Perú.

Yo creo que este tema del Guillain–Barré es una extraordinaria oportunidad de poner en el centro de la discusión, la profunda crisis en el sistema de salud pública, y de una vez por todas tomar las decisiones que hay que tomar para cambiar, porque no podemos seguir viviendo en estas condiciones.