Murió el poeta Ernesto Cardenal a los 95 años

El sacerdote jesuita apoyó a la revolución sandinista.
2 Marzo, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/03/jesuita.jpg

Este domingo murió el poeta nicaragüense Ernesto Cardenal, a sus 95 años. Falleció a las 3:06 p.m. después de cuatro días de estar internado en el hospital, por problemas respiratorios. Su corazón no resistió más. Hoy habrá una misa en la Catedral de Managua. Su entierro será entre jueves y viernes. Informó su compatriota la también poeta Gioconda Belli.



Cardenal nació en Granada (Nicaragua), el 20 de enero de 1925. Heredero de una sólida tradición poética –con poetas prominentes como Rubén Darío–, Cardenal estudió Literatura en Managua y México y realizó otros estudios en Estados Unidos y Europa. En 1965 fue ordenado sacerdote y más tarde se asentaría en el Archipiélago de Solentiname, localizado en el Gran Lago de Nicaragua, donde fundó una comunidad de pescadores y artistas primitivistas que se hizo mundialmente famosa. Fue ahí donde escribió su célebre El Evangelio de Solentiname.

Revolucionario


La poesía de Cardenal está fuertemente ligada a la Revolución Sandinista, que en 1979 derrocó a la dictadura de Somoza. En poemas como Hora Cero o El Canto Nacional el poeta destacó las proezas de Augusto Sandino y los guerrilleros sandinistas. Esa íntima vinculación a la política hizo que la nomenclatura de Iglesia católica lo rechazara, a tal punto que el papa Juan Pablo II lo amonestó públicamente cuando visitó Nicaragua en 1983, en plena era sandinista.

Obra premiada: Antes de recibir el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda (2009), Cardenal sostenía que era el poeta menos premiado. Para entonces solo era poseedor del Premio de la Paz del Comercio Librero Alemán (1980), y el Premio Ondas Mediterráneas (2005).

Tres años después su vida y su obra son reconocidas en España. El poeta nicaragüense es galardonado con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2012). Al siguiente año el Gobierno de Francia lo condecora con la orden Legión de Honor en grado oficial.

Y a finales del 2018 con el Premio Internacional Mario Benedetti, el cual el poeta lo dedicó al niño mártir Álvaro Conrado, asesinado durante las protestas contra el régimen de Daniel Ortega. México le rinde homenaje en el 90 aniversario de su nacimiento, y otros a los que el poeta no pudo asistir.