Miles de indígenas tomaron el Parlamento de Ecuador

Al grito de ¡Fuera, Moreno, fuera! Miles de manifestantes indígenas tomaron este martes el edificio de la Asamblea Nacional de Ecuador.
8 Octubre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/10/PORTADAAA-11111111111-7.jpg

La crisis política en Ecuador continúa en aumento. Este martes, miles de manifestantes indígenas tomaron el edificio de la Asamblea Nacional (Parlamento) de Ecuador. Al grito de “¡fuera, Moreno, fuera!”, los protestantes lograron derribar las verjas de seguridad que rodaban la sede.

Según información propagada por la emisora local Radio Calle, el nutrido grupo de manifestantes logró romper el cerco de seguridad en la entrada principal del edificio y posteriormente un grupo de dirigentes, vestidos con ponchos y bastones ingresaron al lugar donde se encontraba la fuerza pública.

  CRISIS POLÍTICA Y SOCIAL EN ECUADOR

Situación muy difícil. Este martes, en medio de fuertes protestas de miles de ecuatorianos, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, anunció el traslado de la sede de Gobierno en Quito a la ciudad costera de Guayaquil. La gente rechaza el ‘paquetazo económico’ aplicado por el jefe de Estado, mientras él culpa a su antecesor Rafael Correa de promover un “golpe de Estado”, con la ayuda de Nicolás Maduro.

En un mensaje a la nación por radio y televisión, Moreno, acompañado del vicepresidente Otto Sonnenholzner, y del ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, anunció que los traslados de las operaciones del Gobierno a esta ciudad se deben al asedio de los manifestantes en Quito.

“Me he trasladado a Guayaquil y he trasladado la sede del Gobierno a esta querida ciudad de acuerdo a las atribuciones constitucionales que me competen”, añadió el gobernante al asegurar que lo que ha sucedido en el país en los últimos días “no es una manifestación de protesta frente a una decisión del Gobierno”.

En esta transmisión, Lenín Moreno culpó a Rafael Correa de estar detrás de los supuestos intentos de desestabilizar a su Gobierno, y le acusó de estar detrás de lo que denominó “intento de golpe de Estado”: “Hay una intención política organizada para desestabilizar el Gobierno y romper el orden constituido y romper el orden democrático”.