México despide a Vicente Fernández con dignidad, amor y gran tristeza

Los miembros de la familia Fernández honraron al patriarca mientras el público aplaudía y lloraba desde sus asientos por su partida.
15 Diciembre, 2021
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/12/Vicente-Fernandez-Exitosa.jpg

Don Chente tuvo el adiós público que siempre deseó en vida y la familia Fernández demostró cómo se debe hacer un servicio fúnebre a una gran figura artística como lo fue, lo es y será por siempre Vicente Fernández.

Con dignidad, con clase y sobre todo, con el calor y los aplausos de su gente, así fue como el Charro de Huentitán fue despedido de este mundo y por sus dos grandes amores: su familia y su público.

También puedes leer: Carmen Salinas, una actriz que siempre será recordad

Es la forma en la que los fans de José José y Armando Manzanero hubieran querido despedir a sus ídolos, pero eso no pudo ser. Ellos se lo merecían ya nunca lo podrán hacer.

Afortunadamente, el Rey de las Rancheras fue despedido como tenía que ser. La parte pública de sus exequias terminó con una hermosa y emotiva misa oficiada por el capellán Oscar Sánchez Barba, acompañado por su Mariachi Azteca, en presencia de su viuda, sus hijos, nietos y las personas más cercanas a su entorno familiar y amigos como Pedro Fernández, Edith Márquez, Pepe Aguilar, su esposa y sus hijos, además del boxeador Julio César Chávez, entre otras celebridades.

También puedes leer: A Flor Polo y Néstor Villanueva se les acabó el amor y ya no duermen juntos

A ellos se sumaron miles de seguidores que llenaron la Arena VFG para orar, cantar, aplaudir y agradecer la presencia de la música de Chente en sus vidas. Y si bien las horas de homenaje y vigilia fueron intensas, además de dolorosas, también es cierto que fue hermosas e indiscutiblemente hermosas.

El féretro de Vicente Fernández había llegado a la Arena el domingo en la tarde. Más de 45 mil fans llegaron a la Arena VFG para darle el último adiós a Chente. La misa que se engalanó con las canciones del ídolo en la voces de Mariachi Azteca y de su hijo Alejandro Fernández.