Masacres senderistas contra Asháninkas inspiran una novela

María García-Lliberós escribe vida de un niño sobreviviente que llega a España.
14 Septiembre, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/09/Masacres-senderistas-contra-Asháninkas-inspiran-una-novela-Exitosa.jpg

Las masacres perpetradas por terroristas de Sendero Luminoso contra la etnia asháninka, entre 1989 y 1992, son el punto de partida de una novela escrita por la valenciana María García-Lliberós y cuyo lanzamiento coincide con la muerte de Abimael Guzmán, el autor intelectural de esas matanzas.


“Más allá de la tristeza” narra la historia de Diego, superviviente de esos años del horror para los asháninkas, cuyas comunidades nativas se extienden por la selva central peruana.

Los padres eran asesinados si no entregaban a sus hijos para ser adoctrinados en el radical marxismo-leninismo de los senderistas. De ese infierno fue rescatado Diego, a los cinco años de edad, por Bernardo y Alicia, un matrimonio de clase alta residente en España, que la autora narra como “intentos de construcción de una familia y de integración de Diego en una sociedad poco dispuesta hacia el diferente”.


García-Lliberós aplica una prosa ágil y, con hondura psicológica, diseña un abanico de sentimientos en los que el amor, la lealtad, el desengaño, la inocencia, la malicia, la soledad, la culpa y la nostalgia condicionan las vidas de sus personajes y los hace evolucionar.

Tema actuales  

La obra aborda temas actuales, de los que, según la autora, «se habla poco: los problemas que plantean las adopciones internacionales de niños de otras razas; y las dificultades para arraigarse en una sociedad que no es la suya”.

También aborda las consecuencias de la infertilidad de uno de los cónyuges, y otros aspectos de los que sí se suele hablar, pero que en esta obra «se hace desde un punto de vista diferente: las relaciones entre padres e hijos, y entre marido y mujer, o el acoso escolar».

Esta novela realista y contemporánea transcurre entre Valencia y Lima, y tiene cuatro voces narradoras, tres en primera persona (las de Diego, Bernardo y Candela); y una cuarta, omnisciente, de Alicia para contarnos lo que pasa por su mente mientras entra en coma.

También puedes leer: Ministro Carrasco: Será el Ministerio Público quien comunique cuál será el final del cadáver de Abimael Guzmán

Más información: