Luis Barsallo, el “Ángel del oxígeno del Callao”, lamentó la pérdida de Mario Romero

De ángel a ángel. El empresario de balones de oxígeno, conocido también como el “Ángel del oxígeno del Callao” lamenta terrible pérdida.
23 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/Luis-Barsallo-el-“Ángel-del-oxígeno-del-Callao”-lamentó-la-pérdida-de-Mario-Romero.png

Expresó su profundo pesar por tan irreparable pérdida. A más de 120 días de estado de emergencia, Luis Barsallo, Ángel del oxígeno del Callao”, al igual que el fallecido Mario Romero, sigue vendiendo sus balones de oxígeno al precio de 15 soles por metro cúbico.

También te puede interesar: Distribuidora del fallecido “Ángel del Oxígeno” de SJM reanudó operaciones

Barsallo declaró para un noticiero local, que estableció contacto con Romero y que este fue uno de los empresarios del rubro que lo instó a formar parte del grupo de los empresarios que no subirían la tarifa por la recarga del tan preciado oxígeno. Un recurso que se volvió clave durante los meses de cuarentena y aún a día de hoy es bastante codiciado.

En estos momentos se lamenta mucho el fallecimiento del señor Mario Romero pues la gerencia de ‘CrioGas’ lo buscó para que se una a nosotros en la venta del oxígeno a un precio razonable. Es triste lo que está pasando”, expresó con profundo pesar el negociante.

Además, acotó, que en su familia también sufrieron pérdidas a raíz de la pandemia de la covid-19. “La dueña de todo esto también falleció, que es mi hermana”, dijo.

Tanto él como sus trabajadores están tomando todas las medidas pertinentes para reducir al mínimo el riesgo de contagio de coronavirus. Es importante que adopten todas las disposiciones de las autoridades ya que, al ellos trabajar en contacto directo con personas cuyos familiares tienen la enfermedad, el riesgo de contagio es altísimo.

Elemento de vital importancia

Los pacientes con COVID-19 necesitan el oxígeno medicinal para tratar la insuficiencia respiratoria. Es fundamental que sea suministrado a los pacientes. Su uso variará en torno al cuadro respiratorio que presente cada paciente.

En casos más extremos donde los contagiados no puedan respirar por si mismos, es de vida o muerte el poseer estos balones de oxígeno para que puedan sobrevivir a los embates que ocasiona el virus en el organismo.

Fuente: Karibeña