Loreto: deudos de sepultados en fosa común exigen entierro digno

Pese a denuncias que hicieron hace dos semanas, gobernador de Loreto, Elisbán Ochoa, no se presentó para atender reclamos de víctimas.
29 Junio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/06/loreto-1.png

Desde hace varias semanas los reclamos de los deudos para darles un entierro digno a sus familiares que perdieron la vida ante el coronavirus, se hizo escuchar. Ante el reclamo, el gobernador regional de Loreto, Elisbán Ochoa Sosa, se comprometió a reunirse con ellos en el cementerio y gestionar la exhumación de los cadáveres. Pero nunca apareció.



Indignados ante este hecho, decenas de personas que había acudido hasta el cementerio situado en el Km 18 de la carretera Iquitos Nauta, donde sepultaron sin identificar a sus seres queridos, alzaron su voz de protesta a lo que consideraron una burla.

Los deudos señalaron que Ochoa Sosa había firmado un acta de compromiso en el cual aseguraba la reunión el sábado último en el cementerio COVID-19. No fue. El compromiso fue incluso interceder ante las autoridades sanitarias para poder realizar la exhumación de las víctimas del virus que se encuentran en el mencionado camposanto, y así sus familiares pudieran identificarlos, y darle una verdadera y digna sepultura, y no como se ha hecho, ya que es como si fuera una fosa común.


“Es mi madre la que perdí y no se merece ese trato. No es un perro para que lo entierren así, si tiene aquí por sus hijos para que honren su memoria”, señaló uno de los deudos que acudió el pasado sábado al cementerio COVID-19. A la cita se acercaron algunos de funcionarios del gobierno regional, pero la enardecida población exigía la presencia del gobernador.

Como una manera de apaciguar los reclamos, estos funcionarios entregaron unos supuestos croquis donde se suponía estaban ubicados las tumbas de las víctimas del terrible virus. Los deudos señalaron que la numeración no coincidía.

“Hay unas 400 personas enterradas en este cementerio, que no lo es. Más parece un botadero. Han metido a nuestros familiares en fosas comunes como si fueran animales. Incluso, para nosotros no se ha cumplido el protocolo a pie de la letra. Nosotros queremos saber qué ha sido de nuestros familiares”, expresó un deudo.