La Libertad: mujeres que fueron detenidas por ronderos por supuesta brujería no pueden regresar a sus casas

Deberán iniciar una nueva vida lejos de su natal Chilia tras haber sido desterradas, según cuentan María Dávila y Octavia Campos.
17 Julio, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/07/mujeres-brujeria-casas-la-libertad-exitosa-noticias.jpg

María Dávila y Octavia Campos comparten una misma historia: ambas fueron parte del grupo de mujeres que fueron acusadas y castigadas por los ronderos por supuestamente practicar brujería en el distrito de Chilia, provincia de Pataz (La Libertad). Han pasado cinco días desde su liberación y las adultas mayores no pueden regresar a sus casas porque han sido expulsadas por decisión de las rondas, según cuentan.

También te puede interesar: Me dijeron que me iban a quemar en la plaza: el testimonio de una de las mujeres torturadas por rondas campesinas

Octavia narra – a Exitosa Perú – que no ha podido sacar nada de su casita ubicada en Chilia. Se apena por el estado de los animales que con tanto esfuerzo criaba para ganarse la vida.

“Todo he dejado en mi casita, mis ollitas y mis animalitos se han quedado. No me he podido llevar nada”, lamenta.

A la impotencia de perder su casa, se suman los dolores por los moretones en la espalda producto de los latigazos. Aunque fue liberada el pasado 12 de julio tras pasar casi 11 días bajo el sometimiento de los ronderos, la adulta mayor no puede dormir porque, además de los dolores en la espalda, tiene constantes pesadillas.

“No puedo dormir porque tengo mucho miedo de que vengan y me saquen. Me duele el hombro, la espalda y las piernas, no puedo dormir por el dolor”, cuenta la adulta mayor.

También te puede interesar: Acción Popular presenta PL que propone a las rondas campesinas como supervisores de obras públicas

Doña Octavia no es la única que padece. A María Dávila también le han quedado traumas y, a veces, imagina que aún sigue bajo el castigo de los ronderos.

Ambas mujeres, naturales de Chilia, han tenido que dejarlo todo en sus pueblos y huir por temor, luego de haber sido expulsadas por decisión de los integrantes de las rondas a la hora de disponer la liberación, además de ser obligadas a callarse, según denunció Octavia.

“Te vamos a quemar viva en la plaza pública”, habría sido la amenaza de los ronderos a doña Octavia, a quien le pidieron no brindar su testimonio a los medios de comunicación.

“Me dijeron que no vaya a contar a la prensa porque si no me iban a buscar”, agregó.

Cumpliendo con su rol social, Exitosa Trujillo buscó profesionales para que puedan ayudar a Octavia. Aunque se negó al principio por temor a salir, acudió a la cita para ser examinada en el área de medicina general y, luego, en traumatología, donde se corroboró que tenía diversos moretones y edemas en la espalda.

Las adultas mayores se recuperarán en algún momento del daño físico, pero probablemente los terribles momentos que vivieron quedarán de por vida si no reciben un adecuado tratamiento psicológico. Mientras tanto ellas y sus familiares deberán iniciar una nueva vida, lejos de su natal Chilia.

Otras noticias en Exitosa: