La comunidad awajún exige que gobierno actúe contra mineros ecuatorianos

Mineros ecuatorianos informales extraen oro en tierras peruanas y promueven la trata de personas con total impunidad.
17 Septiembre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/09/mineros.jpg

Grupos de mineros informales de Ecuador ingresan a tierras peruanas para explotar oro en minas ilegales y llevarlo hasta su país de origen para procesarlo, perjudicando a la comunidad awajún de El Tambo en la provincia de Condorcanqui, región Amazonas.

El presidente de la Organización Awajún Alto Comando Cenepa, Hernández Mayan, y Manuel Gómez denunciaron el avance de la minería ilegal patrocinada por ciudadanos ecuatorianos, lo que está provocando que la zona se convierta en un centro de trata de personas y tráfico de minerales de manera ilegal.

“Estamos exigiendo que en el distrito de El Tambo, donde hay bastante tráfico de minería ilegal por los ecuatorianos, intervenga el Estado en cumplimiento del rol constitucional de soberanía, porque se está permitiendo que le roben la riqueza. Ellos (los ecuatorianos) entran y están utilizando explosivos, maquinarias, etcétera. Queremos la presencia del Estado para que termine”, manifestó Hernández Mayan.

Este grave hecho fue denunciado en el programa ‘Hablemos Claro’, que conducen Manuel Rosas y Nicolás Lúcar, a través de la plataforma radiotelevisiva de Exitosa. “Estoy cansado de rogar, de pedir. No tienen ninguna autorización para entrar a territorio peruano y están haciendo campamentos a su antojo. Entran en puntos donde la minería ilegal viene utilizando explosivos, contaminantes, químicos, con sus volquetes, con sus compresoras, con dragas, y con volquetes para sacar el mineral,  sacar el oro y lo llevan a Ecuador contaminando al Perú”, agregó Manuel Gómez.

Ante ello, anunciaron que buscarán los medios para sostener una mesa de diálogo con las autoridades del Ejecutivo, entre ellos los ministros del Ambiente y Energía y Minas para lograr una solución a los problemas que enfrenta su localidad, abandonada por el Estado.