Keiko seguirá en prisión, pero por 18 meses

Susana Castañeda se pronunció como jueza dirimente. Decisión también reduce el tiempo de prisión preventiva para Pier Figari y Jaime Yoshiyama.
13 Septiembre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/09/NOTA-1-5-1280x853.jpg

La jueza suprema dirimente Susana Castañeda Otsu decidió que Keiko Fujimori Higuchi cumpla prisión preventiva por 18 meses. Por lo tanto, la lideresa de Fuerza Popular recuperará su libertad el 30 de abril del 2020. La magistrada se pronunció sobre la discordia en torno a si debía cumplir 18 o 36 meses.

La medida también aplica para los imputados Jaime Yoshiyama y Pier Figari. En cuanto a Luis Mejía Lecca, la magistrada decidió que cumpla la medida restrictiva de impedimento de salida del país por 18 meses y comparecencia con restricciones bajo cinco reglas de conducta.

Según la normativa, el tribunal supremo requiere cuatro votos en un mismo sentido para emitir una resolución firme. Ante esto, la jueza Susana Castañeda realizó el pasado 28 de agosto la audiencia para dirimir la discordia en la que adelantó que solo evalúa la reducción o ratificación del plazo de la prisión preventiva.

Como se sabe, la imputación de la Fiscalía contra la lideresa del fujimorismo, encarcelada desde el 31 de octubre del 2018, se sustenta en la presunta recepción de dinero ilícito de parte de la empresa Odebrecht para su campaña electoral del 2011 e ingresos de dinero a través de “cócteles” y otras actividades proselitistas para su campaña presidencial del 2016.

Abogada

Giulliana Loza, abogada de Keiko Fujimori, rechazó el fallo de la jueza suprema Susana Castañeda que dispuso que se rebaje a 18 meses la prisión preventiva en contra de su patrocinado. Indicó que esperan obtener justicia en el Tribunal Constitucional (TC).

“Nos vamos ahora a la instancia constitucional, donde esperamos que se haga justicia para Keiko Fujimori, justicia que lamentablemente no hemos encontrado en esta instancia”, afirmó.

“No estamos de acuerdo con 18 meses [de prisión preventiva], consideramos que es una decisión injusta para Keiko Fujimori. Vinimos a reclamar justicia y no la hemos encontrado”, agregó.

Vito

El esposo de Keiko, Mark Vito, indicó que existe “una persecución selectiva” contra su cónyuge y dijo que ella no está en libertad “por la sola razón de llevar el apellido Fujimori”.

“No les interesa el gran daño que han hecho a mis hijas y como todo esto ha afectado la salud de mi esposa. Solo les importa el odio que tienen a los Fujimori”, dijo.