Jóvenes que viven a orillas del río Piura, piden ayuda para dejar el mundo de las drogas

‘Exitosa Perú’ decidió ingresar en el submundo en el que viven los adictos a las drogas en medio del río Piura.
7 Marzo, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/03/piura-drogadiccion.jpg

Viven como topos, duermen en covachas, cuevas o improvisadas casuchas hechas de cartón, palos y hasta con ramas de árboles. Estas personas pululan al borde del río Piura y sobreviven en medio del mundo de la droga y el olvido de una sociedad que los margina.



También te puede interesar: Maquinarias bajo el agua tras el aumento del caudal del río Piura

En este lugar la vida vale poco o nada. Es un mundo olvidado en las orillas del río Piura y, a la vez, uno de los más tristes de la ciudad. Con dificultad y un poco de temor, el equipo de ‘Exitosa Perú’ descendió hacia las orillas del río para conocer las historias de cada uno de los habitantes de este “infierno”.


Brayan es un joven que, por curiosidad, ingresó a este mundo consumiendo marihuana ante los problemas familiares que lo embargaban. Sin embargo, ahora está atrapado en este lugar y pide ayuda para cambiar.

“Comencé consumiendo marihuana, pero se convirtió en un vicio, señaló acongojado el joven piurano, quien – en medio de la entrevista – se quebró al recordar que no ve a sus padres desde hace más de dos años

Es consciente que anda por el mal camino, por lo que dijo tener las fuerzas para salir de este submundo de las drogas. Con esta fuerza de voluntad y por su hija de dos años, a quien no ve hace mucho tiempo, el joven se comprometió a cumplir la promesa que hizo con nuestro equipo de prensa: salir de este mundo y enrumbar un nuevo camino.

También te puede interesar: Declaran estado de emergencia en varios distritos de Piura debido a fuertes lluvias

“Juro por mi hija (de dos años) que yo aceptaría ir a un centro de rehabilitación. No me dejan verla, pero primero quiero rehabilitarme, quiero cambiar”, aseveró.

Al igual que Brayan; Ilder también pide ayuda para dejar este submundo. Él quiere regresar a su natal Cajamarca para estar al lado de su padre, pero no puede, pues no cuenta con ningún documento de identificación ni dinero para transportarse.

“Extraño mucho a mi familia, hace poco me enteré que murió mi mamá. Me gustaría estar en mi casa para acompañar a mi papá. Quisiera que me ayuden a recuperar mis documentos”, manifestó el joven cajamarquino.

Son muchas las personas que viven cerca del río Piura, pocos quieren hablar, pero todos comparten sus penas y sentimientos encontrados. Tal vez se alejen de la realidad cuando están bajo los efectos del alcohol y las drogas, pero llegará el momento que el efecto culmine y se encontrarán cara a cara con la realidad que tendrán que afrontar en medio de la miseria y un vicio que no los deja tranquilos.

Muchos de ellos tienen tatuados a sus amores, además de las cicatrices que representan el recuerdo de las batallas perdidas. Sus risas dan vida a las “cuevas” escondidas en una de las zonas más bravas de Piura. El río les ha brindado una familia y una vida, pero – con la misma contundencia – se las quita poco a poco, viendo cómo se sumergen en el mundo de las drogas.


Otras noticias en Exitosa: