Japón | Condenan a muerte a Takahiro Shiraishi, el “asesino de Twitter” que causó conmoción

El sujeto de 30 años, quien admitió haber asesinado y desmembrado a nueve personas, utilizaba Twitter para acercarse a personas con tendencias suicidas.
15 Diciembre, 2020
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/12/japon-asesino-de-twitter.jpg

En el 2017, Japón quedó conmocionado luego de que la policía lograra la captura de Takahiro Shiraishi, un sujeto que había asesinado y desmembrado a nueve personas (8 de ellas mujeres). El criminal contactaba a sus víctimas a través de Twitter y aprovechaba que la mayoría de ellas, tenía tendencias suicidas.

Según revelaron las investigaciones, el hombre de 30 años “prometía ayuda” a través de Twitter a mujeres que publicaban mensajes suicidas. Se ganaba su confianza y las invitaba a su casa para ‘ayudarlas a morir’. Incluso, hasta les prometía, en la mayoría de los casos, que él también se iba a suicidar. No obstante, a muchas de ellas, la estranguló hasta la muerte.

Una vez cometidos los asesinatos, Takahiro Shiraishi desmembraba a sus víctimas y guardaba los restos en una especie de frigorífico en su departamento. Él mismo lo reconoció durante los juicios que se le realizaron y hasta indicó que “era lo correcto”. Durante las pesquisas en su vivienda, se encontraron craneos y huesos humanos.

Puedes leer |  EEUU: sujeto subió a ala de avión que estaba a punto de despegar

Todas las víctimas tenían entre 15 y 26 años, según informaciones de la agencia de noticias japonesa Kyodo, citadas en la denuncia.

La defensa de Takahiro Shiraishi solicitó durante los juicios que a su defendido se le dicte cadena perpetua, bajo el argumento que las víctimas habían hecho públicos sus deseos de morir y habían ‘consentido’ ser asesinadas. No obstante, el mismo Takahiro contradijo esta versión indicando que ninguna de las personas que había asesinado había dado el consentimiento.

EL juez dio por inválido este argumento y dictó la pena de muerte para Takahiro Shiraishi.

Estos macabros hechos no solo causaron conmoción en Japón sino que provocaron un debate sobre los sitios web en los que se habla del suicidio. Además,  indujeron cambios en Twitter.

La red social enmendó sus reglas indicando que los usuarios no deben “promover o alentar el suicidio o las autolesiones”.

Más en Exitosa