Cultura Moche: Investigaciones confirman que mujeres alcanzaron altos puestos de mando

Los registros arqueológicos afirmaron el elevado estatus y religiosos que cosiguieron algunas mujeres Moche. Rastro que llegó a las crónicas de la conquista del Perú.
16 Octubre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/10/Cultura-Moche-Las-mujeres-lograron-alcanzar-altos-puestos-de-mando.jpg

Las investigaciones arqueológicas nos han revelado a lo largo de los años, hechos increibles y sin precedentes. Un nuevo trabajo de recopilación de datos, versiones y evaluaciones, llevó a revelar que las mujeres lograron alcanzar altos niveles en puestos de mando y jerarquía.



Desde hace muchos años la cultura Moche se desarrolló en la costa norte de Perú hasta obtener un grado que les permite compararla con los mayas. Entre el bosque seco norteño peruano y el desierto, reinaron los moche entre los años 200 y 850 de nuestra era, a pesar de que carecieron de escritura, lo que llevó a los investigadores al análisis de su prodigiosa iconografía y sus fastuosas tumbas para comprender su ideología, sus rituales y su vida común.

También puedes leer: Lambayeque: descubren 24 tumbas de élite Mochica y recinto Wari en Huaca Santa Rosa de Pucalá


Luego de varias décadas de estudio, el peruano Régulo Franco compara a esta cultura con los mayas y resalta las notables evidencias que existen sobre el poder religioso y jerárquico que consiguieron algunas de sus mujeres.

Además Franco expuso la semana pasada de forma virtual, el libro “El arte moche en el antiguo Perú. Simbolismo y poder“, como parte de una actividad científica de la embajada de España en Lima, indicó que el descubrimiento de tumbas en perfecto estado ha podido determinar que muchas imágenes de la iconografía moche no son míticas o simbólicas, sino representaciones de hechos reales.

Es importante precisar que esta contribución se ha dado al laborar en contextos cerrados, como las tumbas del famoso Señor de Sipán, un jerarca que se compara con el faraón Tutankamón descubierto en 1987 por el arqueólogo Walter Alva, así como de la sacerdotisa de Chornancap, las sacerdotisas de San José de Moro o la Señora de Cao.

Las evidencias arqueológicas indicaron el elevado estatus religioso y jerárquico que obtuvieron algunas mujeres moche, un rastro que al parecer llegó hasta las primeras crónicas de la conquista del Perú.

Años después, en 2011, se halló a la sacerdotisa de Chornancap, una localidad cercana a la ciudad de Chiclayo y parte de la cultura Lambayeque, que también era “un personaje de alta jerarquía” pero, según remarcó Franco, “no gobernante, ni soberana”.

Sin embargo, el investigador ya había afirmado el máximo estatus de poder de una mujer moche cuando encontró, en 2006, la tumba de la Señora de Cao, en el complejo arqueológico El Brujo, al norte de la ciudad de Trujillo.

La tumba de la Señora de Cao nos dice mucho de la jerarquía de la mujer en el antiguo Perú, ya ella sí tiene los emblemas de poder de cualquier personaje masculino de la época”, precisó.

También te puede interesar