Invasores de huaca Chupacigarro se resisten a dejar zona de Caral

Pese a que tierras no la trabajan, no quieren abandonar recinto.
30 Enero, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/01/Caral-invasores-Exitosa.jpg

El desalojo de un grupo de invasores de Chupacigarro, huaca asociada a la ciudad más antigua de América, Caral, se produciría en pocos meses, pero agrega un problema más para mantener ese lugar sagrado que soportó el tiempo, pero no la ocupación informal.

Este sitio arqueológico fue ocupado por personas que no respetaron las cercanías de un terreno con restos prehispánicos. Hace dos años se resisten a acatar una sentencia judicial, da cuenta el diario El Peruano.

También puedes leer: Cien años de soledad, una novela que refleja la soledad colectiva

De acuerdo con un vocero del Ministerio de Cultura, el tema se arrastra desde hace décadas. Refiere que durante la década de 1970, a la par de la Reforma Agraria, muchos campesinos buscaron terrenos en el valle de Supe. La mayoría de estos decidieron formalizar.

Cuando la doctora Ruth Shady empezó la excavación de la zona de la también llamada Ciudad Sagrada, se encontró con un territorio árido no perturbado por los agricultores.

Sin embargo, al hacer la poligonal del Caral y otros sitios arqueológicos, se incluyó terrenos con dueño formal. En algunos casos, el Estado procedió a pagar el justiprecio del predio.

No obstante, una familia se asentó sobre parte de la huaca Chupacigarro. Como la mayoría de las construcciones prehispánicas, esta se encuentra en altura, por lo que resulta difícil llevar agua a ella.

También puedes leer: Hallan tambo inca que ni el tiempo ni los huaqueros destruyeron

Pero el principal problema –de acuerdo con el portavoz del ministerio– es que, a pesar del tiempo transcurrido, nunca registraron el lugar. Menciona que tuvieron plazo hasta inicios de este siglo. Es una familia numerosa que se ha dedicado a otros oficios, pero las hectáreas no las trabajan constantemente, pues no rinden, refiere.

El funcionario añadió que a inicios de este año se efectuó una diligencia para cumplir la orden de desalojo. No obstante, por falta de seguridad no se logró hacer, acordando las dos partes –el Ministerio de Cultura y los agricultores– realizarla en mayo.