Informe oficial acusa a Jair Bolsonaro de “crímenes contra la humanidad”

Presidente brasileño responde que "hizo lo correcto y no tiene culpa absolutamente de nada" por más de 600 mil muertes en pandemia. Entre acusados están tres de sus hijos.
20 Octubre, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/10/Bolsonaro-covid-Exitosa.jpg

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, señalado por el informe de una comisión parlamentaria de cometer varios delitos durante la pandemia del COVID-19, aseguró que no tiene “culpa de nada” y que hizo “lo correcto” desde el inicio.


“Sería bueno que la CPI (Comisión Parlamentaria de Investigación del Senado) hubiese hecho algo productivo para nuestro país. Pero ocuparon el tiempo de nuestro ministro de Salud, de funcionarios públicos, de personas humildes y empresarios, y no produjeron nada salvo odio y rencor entre algunos de nosotros”, dijo el mandatario horas después de la presentación del informe.

También puedes leer: Corea del Norte acusa a Estados Unidos de “doble discurso” por prueba de misil


“Sabemos que no tenemos culpa de absolutamente nada, hicimos lo correcto desde el principio”, añadió Bolsonaro, un escéptico de las vacunas que ha criticado reiteradamente el uso de máscaras y las medidas de distanciamiento.

  La acusación

La CPI escudriñó durante seis meses la gestión oficial de la pandemia que dejó más de 600 000 muertos en Brasil, el segundo país más enlutado del mundo después de Estados Unidos.

El relator presentó ayer su informe final, en el que concluyó que el gobierno federal expuso “deliberadamente a la población al riesgo concreto de infección en masa”, por lo que pidió la inculpación de Bolsonaro, y de otras 67 personas, incluyendo varios ministros y exministros y tres de los hijos del mandatario.

Entre los delitos atribuidos al mandatario figuran crímenes contra la humanidad, delito por favorecer una epidemia que resultó en muerte y diseminación de informaciones falsas sobre el virus. La CPI enviará el informe a la Fiscalía General o una corte internacional.

También puedes leer: Estados Unidos prevé vacunar a niños de 5 a 11 años contra la covid-19 desde noviembre

  Las denuncias son muy graves

A Bolsonaro se le acusa de un “deliberado atraso” en la compra de vacunas, “la intención de inmunizar la población mediante el contagio natural, se dio prioridad a un tratamiento precoz sin amparo científico” y no se estimuló el uso de mascarilla y distanciamiento.