¡Indignante! Viuda con la pensión más miserable del mundo denuncia a su hija por apoderarse de su vivienda

"En el juzgado nos encontraremos y búscate un abogado", dijo Liz Vásquez a su propia madre.
17 Enero, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/01/¡Indignante-Viuda-con-la-pensión-más-miserable-del-mundo-denuncia-a-su-hija-por-apoderarse-de-su-vivienda.png

Indignante. La señora Eda Navarro Sipán, la viuda con la pensión más miserabledel mundo, denunció -a través de Exitosa- que su Liz Vásquez Navarro, su hija, se ha apoderado de la vivienda que compró tras varios año de esfuerzo y dedicación.



“Yo no he estado con el país. Por eso, compré un terreno y lo puse a nombre de mi hija. Quedamos con ella que cuando yo venía a Perú, [la propiedad] iba a traspasarla a mi nombre. Tengo vouchers y todos los documentos [para comprobarlo]”, dijo en nuestro medio.

Desde que arribó al Perú hace 14 años, Eda Navarro se dirigió a su casa con la finalidad de ocupar lo que es suyo. Cuenta que cuando llegó a su domicilio, su hija se retiró y le entregó la escritura del inmueble, pero no firmó el documento que acreditaba el traspaso de la vivienda.


“Vengo luchando 14 años. Cuántas veces hemos discutido y peleado por la misma situación y problema. He hablado con mi hija muchas veces. Ambas nos hemos alterado. Es que yo estoy reclamando algo que es mío “, reveló durante el programa En Defensa de la Verdad.

 Intento de Conciliación

En un primer diálogo que sostuvo con su hija para intentar conciliar, la viuda aseguró que Liz Vásquez  le dijo que demuestre con documentos que la casa es suya. “Fíjese. Una hija cómo puede decir eso a su madre”, expresó. En una segunda oportunidad de conciliación, obtuvo la siguiente respuesta de su propia hija: “En el juzgado nos encontraremos y búscate un abogado”.

En una tercer encuentro, Eda tuvo que rogarle y llorarle para que proceda a devolverle la propiedad que compró hace más de una década. “Solo me faltó arrodillarme”, le dijo a Cecilia García, conductora de Exitosa.  Tras la insistencia, Liz aceptó realizar la documentación, siempre y cuando, incluya a todos sus hermanos. “Si la casa no es para mí, al menos que sea para mis hijos“, agregó.

Tras recabar toda la información y haber empleado dinero, Eda se da con la sorpresa que Liz no firmará. “El día sábado pasado ha venido a decirme que no va a firmar”, aseveró. “Que mala. Eso no se hace a una madre, dijo.

Otras noticias en Exitosa

Lo más visto en Exitosa