Inacal busca elevar la calidad en la producción del cacao y chocolate

El Instituto Nacional de Calidad (Inacal), recomienda el uso de Normas Técnicas Peruanas (NTP) y buenas prácticas en la cadena productiva del chocolate y cacao.
11 Julio, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/07/chocolate-refe.jpg

Con la finalidad de elevar la calidad y mejorar la competitividad del cacao y chocolate peruano, el Ministerio de la Producción a través del Instituto Nacional de Calidad (Inacal), recomienda el uso de Normas Técnicas Peruanas (NTP) y buenas prácticas en la cadena productiva de estos productos, que contribuirá al acceso de nuevos mercados nacionales e internacionales.

En ese sentido, la presidenta ejecutiva del Inacal, Clara Gálvez Castillo, resaltó la importancia de  la aplicación de estas normas en el marco de las actividades del “X Salón del Cacao y Chocolate Perú 2019”, a fin de mejorar los estándares de calidad y la oferta en estos productos, lo que genera  un mayor ingreso y valor para los productores.

Cabe precisar que el Inacal, cuenta con varias Normas Técnicas Peruanas en beneficio de la producción del cacao y chocolate entre estas: La NTP – Codex Stan 87:2017 Norma para el Chocolate y los productos del Chocolate, indica que ambos productos deben estar preparados en base a cacao o derivados del cacao con azúcares, que pueden contener edulcorantes, productos lácteos, sustancias aromatizantes y otros ingredientes alimentarios.

Según el tipo de chocolate deben contener los siguientes valores: Chocolate oscuro o amargo al menos 35 % de extracto seco de cacao; chocolate dulce al menos 30 % de extracto seco de cacao; el chocolate con leche al menos 25 %  de extracto seco de cacao y el chocolate blanco al menos 20 % de manteca de cacao. En el caso de los bombones de chocolate,  al menos un 25% del peso total del producto, los mismo que deben estar rellenos de uno o más tipos de chocolate.

La NTP 208.040:2017. Cacao y Chocolate. Buenas prácticas para la cosecha y beneficio, establece indicaciones desde la cosecha que abarca la recolección, quiebra y extracción de las almendras; mientras que el beneficio comprende el fermentado, secado, limpieza y almacenado, con el objeto de asegurar la calidad del producto.