Ian Kershaw completó su historia de Europa

Con la publicación de su obra titulada 'Ascenso y crisis. Europa, 1950-2017: un camino incierto'.
14 Junio, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/06/Ian.jpg

El historiador inglés Ian Kershaw (Oldham, 1943), quien acaba de publicar su última obra Ascenso y crisis. Europa, 1950-2017: un camino incierto (Crítica), ofreció una entrevista a Efe.

El reputado biógrafo de Adolf Hitler completa con este nuevo volumen la historia del viejo continente en el siglo XX, que comenzó en 2016 con “Descenso a los infiernos: Europa 1914-1949”, un repaso exhaustivo y de fácil lectura a las últimas siete décadas.

La obra recorre momentos históricos claves y las transformaciones profundas tras la derrota del nazismo en la II Guerra Mundial.

Profundiza en los cambios desde la “vitalidad” de los años 60 a la época actual y son dos momentos, entre otros, los que sobresalen al mostrar esos cambios.

De la sociedad del bienestar al neoliberalismo

La conmoción causada en la sociedad del bienestar surgida tras la devastadora conflagración y el cuestionamiento de esa prometedora época que supuso la crisis del petróleo del 73, prólogo del neoliberalismo encarnado en los ochenta por los conservadores Ronald Reagan y Margaret Thatcher.

Y al comparar las protestas juveniles de los 60 con la actualidad adivina diferentes motivaciones ideológicas. “Los jóvenes están hoy preocupados por encontrar un buen trabajo al término de sus estudios”, aclara.

Y no le falta razón pues la precariedad del empleo es un elemento que determina la actual incertidumbre frente a la estabilidad en el trabajo del período posterior a la II Guerra Mundial. Esa que, junto a las mejoras en los servicios públicos, fue la base de un contrato social que aportaba tranquilidad vital y sensación de seguridad.

Las percepciones son elementos tan importantes como la realidad, a juzgar por lo que opina Kershaw. Para él, el referéndum del brexit no refleja un “sentimiento de debilidad económica, sino más bien el pensamiento de que los problemas británicos no pueden ser resueltos con la permanencia de su país en la Unión Europea”. “Por un lado, son problemas económicos, con la zona euro en crisis, pero aún más importante es la crisis migratoria en Europa”, explica.

Esa que recuerda a los británicos –añade– “sus propios problemas migratorios y, en ese sentido, es muy distinto a los años 70” y la crisis surgida tras el aumento de los precios del petróleo. Para él, la problemática migratoria es tal porque es “percibida así”.