Huascarán y Huandoy, ese amor prohibido por el inti

Leyenda cuenta como se forja ese maravilloso parque que alberga a esas montañas.
1 Julio, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/07/Exitosa-Noticias-Huascaran-Huandoy.jpg

En el reino de la cordillera de los Andes, en el paraíso del valle del Callejón de Huaylas, vivían los dioses. El dios supremo, Inti (el sol), tenía una hija llamada Huandoy que se enamoró perdidamente de un poblador de los yungas. Ese gentil y valiente joven mortal, llamado Huascarán, que se enamoró profundamente de Huandoy, y ella le correspondía.

Cuando el dios padre se enteró de los amores entre su hija y el joven mortal, y le suplicó que lo dejara. Lejos de eso, Huandoy se dejó ganar por la pasión juvenil.

También te puede interesar: Así se celebra el Día Internacional de los Asteroides en el Planeta

Tan grande fue la rabia que sintió el dios supremo, Inti, que maldijo a la pareja de amantes y los condenó para la eternidad a vivir separados. Los convirtió en dos grandes montañas de granito y los cubrió de nieves perpetuas para calmar su ardiente pasión.

Entre las dos montañas situó un valle estrecho y profundo para que estuvieran totalmente aislados. En su furia, el dios padre elevó las montañas a una altura majestuosa, para que los jóvenes se pudieran ver, pero que nunca más se pudieran llegar a tocar.

También puedes leer: El sacrificio del patriota chorrillano José Olaya

Esa leyenda, aún se cuenta entre los pobladores y es parte de los fabulosos atractivos del Parque Nacional Huascarán que hoy celebra su día.

Emblemático destino de Áncash alberga lugares pletóricos de belleza paisajística, biodiversidad y cultura viva. Ahí se puede practicar diversas modalidades de turismo de aventura, ecológico, excursionismo, vivencial y rural comunitario, entre otros.

El Parque Nacional Huascarán protege los ecosistemas de la Cordillera Blanca, parte de la cordillera tropical más extensa del mundo, así como su enorme riqueza de flora y fauna, formaciones geológicas y nevados que le confieren una cautivante belleza paisajística y que son patrimonio natural, científico y cultural de la nación.

Se encuentra en Áncash y tiene una extensión de 340,000 hectáreas, distribuidas entre las provincias de Huaylas, Yungay, Carhuaz, Huaraz, Recuay, Bolognesi, Pomabamba, Huari, Mariscal Luzuriaga y Asunción.

Más noticias en Exitosa: