Huancayo: Joven obstetra ingresó al hospital por un cólico de vesícula y terminó en estado vegetal por supuesta mala praxis

Han pasado casi dos años desde que Jackelyn Sánchez se dirigió al Hospital de la Oroya sin saber que días después no volvería a caminar ni comer por sí sola.
7 Noviembre, 2021
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/11/exitosa-huancayo-joven-obstetra-estado-vegetal-dolor-de-vesícula-mala-praxis.png

En entrevista para Exitosa, Víctor Calderón dio a conocer el lamentable caso de su nieta Jackelyn Sánchez, una joven obstetra de 24 años que ingresó al Hospital de EsSalud en La Oroya, ubicado en Junín, por un cólico de vesícula pero terminó en estado vegetal por una supuesta mala praxis.


Puedes leer: Congreso: Avanza País propone que elecciones regionales y municipales se realicen en setiembre y no en octubre

En entrevista para Exitosa, Rosa Calderón, la mamá de la paciente, relató desde la ciudad de Huancayo cómo inició todo.


En enero del 2020, Jackelin trabajaba en un centro de salud en Satipo cuando advirtió de unos dolores en la vesícula. De inmediato se trasladó a Tarma. Una vez allí, fue referida a La Oroya, donde habría ocurrido la presunta negligencia médica.

“En enero [del 2020], ella estuvo con cólicos, luego, en febrero, empezó más fuerte. De su trabajo, se trasladó a Tarma y ellos la refirieron a La Oroya para que sea inmediatamente operada pero no fue así“, declaró en nuestro medio.

Remarcó que la atención no fue inmediata, sino que tuvieron que esperar por cuatro días hasta que la trasladaron al quirófano.

Sin embargo, después de transcurridos pocos minutos, la doctora Cecilia Taza y la anestesióloga Miluska Aliaga salieron de la sala de operaciones para informarle a la familia que Jackelin había reaccionado negativamente a la anestesia, produciéndole un paro cardíaco.

“Casi a las 6 p.m., salió la doctora Cecilia Taza y Miluska Aliaga diciéndome de que mi hija consumía algún medicamento porque había hecho un paro cardíaco […]. Sin embargo, se demoraron 5 horas para trasladarla a Huancayo, en medio de convulsiones y con una bombilla de aire, llegaron en la madrugada“, agregó.

De esta manera, Rosa Calderón deja en claro que a su hija nunca la intervinieron quirúrgicamente por la dolencia con la que acudió inicialmente.  “Ella era llena de vida [cuando ingresó al hospital], ahora tiene 26 años”, lamentó.

Su lucha

Como toda madre abnegada, contó que durante un año y medio durmió en el suelo del habitación en la que sigue internada su hija. “Estuve durmiendo un año y medio en el suelo o las sillas. Hace 5 meses, puedo dormir en una cama”, detalló.

De acuerdo a la información que recogió del hospital, Jackelin se encuentra en estado vegetativo y con la mínima conciencia. Incluso, una neuróloga le manifestó que ella no volverá a caminar, hablar ni comer, y que solo necesitaba darle calidad de vida.

Pero no pierde la esperanza. Por esta razón, pidió ayuda a las autoridades para trasladarla a Lima a fin de que mejores especialistas la evalúen y confirmen o no si es posible revertir el estado de salud en el que se encuentra.

Contacto

En dos meses, Jackelyn cumplirá casi dos años de hospitalizada en la ‘Ciudad Incontrastable’ y su familia no sabe qué hacer pues ya no cuentan con los recursos económico para seguir cuidándola.

¡Apoyemos a Jackelyn! Contáctate al número 954 483 654 en caso desees ayudar a la joven obstetra. Recuerda que cualquier ayuda, por más mínima que sea, será bien recibida.

Lo más visto en Exitosa