Huancayo: huancaínos exigen el congelamiento de sus deudas bancarias

Entre lágrimas y angustia, miles de comerciantes y taxistas de Huancayo exigen un poco de empatía de los bancos y el congelamiento de sus deudas bancarias.
9 Agosto, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/08/Huancayo-deudores.png

¡No la están pasando bien! Emprendedores, comerciantes, taxistas y hasta ambulantes – entre lágrimas y angustia – siguen en pie de lucha exigiendo el congelamiento de sus deudas bancarias, ante la poca empatía de las entidades financieras de Huancayo, que parecen no enterarse de la crisis económica que hoy viven miles de huancaínos producto de la pandemia del covid-19.



Este es el caso de Herlinda Romero, quien adquirió un préstamo de un banco en Huancayo invertir la crianza y venta de cuyes: “yo me acerqué al banco para decirles que den una chance porque no tenía ingresos, ni dinero para seguir cumpliendo con la deuda, me dicen que me dan gracia de un año, pero cuando reviso los intereses eran demasiado alto. Pero es mucho, hasta cuándo me voy a endeudar”

En este sentido, esta mujer de Huancayo, hoy convertida de uno de los tantos deudores financieros afectados en el país, aclara que no quiere que le perdonen la deuda, sino que le den una chanche o prórroga para poder cumplir con sus obligaciones. Muy afecta recuerda que ella no pidió quedarse sin ingresos y que antes de la pandemia ella era muy puntual con sus pagos: “no sé qué voy a hacer, ni cómo vamos a salir de esto. Son muchas letras que faltan para que nos pongan intereses tan altos”.


Otro es el caso de los familiares de Sonia Villegas, también vecinos de Huancayo, quienes se vieron afectados por una intervención policial en su negocio, una cabina de internet. Al no poder generar ingresos se han metido en un tremendo problema con el préstamo que tienen con el banco. El microempresario César Dávila, hijo de Sonia, cuenta que el banco aceptó prorrogar la deuda reduciendo un poco el tamaño de las letras, pero estirando su deuda por siete años, por lo que vivirían endeudados hasta el 2033: “hemos sacado la cuenta y es demasiado el monto extra que tendremos que pagar”.

Por su parte, la comerciante Elisia Luna también vive en carne propia la indiferencia de los bancos, ya que el suyo le viene aplicando tasas de interés por las nubes, para reprogramar sus deudas: “no es justo lo que están haciendo con nosotros, que nos den tiempo, nadie se niega a pagar, solo queremos lo justo. Nos cobran demasiado, no tenemos ni para comer y qué vamos a estar pagando esos montos tan altos que ponen”.

La pandemia del covid-19 ha golpeado fuertemente a nuestro país, hoy ubicándonos como el quinto país con más infectados de coronavirus en el mundo. El peligro no solo es sanitario, ya que muchos a consecuencia de la paralización de actividades económicas han perdido empleos y hoy luchan por conseguir alimentos para sus familias. Una crisis sanitaria, social y económica que no tiene fecha de finalización.