Hace 200 años desembarcó la Expedición Libertadora a la Bahía de Paracas

En esas arenas de Paracas también les advirtió a sus soldados que serían fusilados, tras juicio sumario, todo aquel que robe, viole mujeres o atente contra la moral pública.
8 Septiembre, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/09/Hace-200-años-desembarcó-la-Expedición-Libertadora-a-la-Bahía-de-Paracas.png

Un día como hoy, hace 200 años, en la bahía de Paracas desembarcó la Expedición Libertadora, que llegó al mando del general José de San Martín y que representó el inicio de una acción militar que daría el primer paso en la independencia del Perú.


El desembarco de las tropas argentinas y chilenas se inició en la mañana. El convoy de 16 buques de transporte y 8 fragatas de guerra, procedentes de Valparaíso al mando del vice-almirante inglés, lord Cochrane, había llegado la tarde anterior a Paracas.

Una salva de cañonazos, iniciada por el buque insignia O´Higgins, saludó el momento en que San Martín, acompañado por Cochrane y su jefe de Estado Mayor, Gregorio Las Heras, bajaron a pasar revista a las tropas formadas en la playa, donde ahora se yergue una estela de granito en homenaje. San Martín arengó a sus tropas, y les remarcó que no eran tropas de conquista.


También puedes leer: Batalla de Arica: Perú conmemora hoy el Día de la Bandera

“No venís a hacer conquistas sino a liberar pueblos. Los peruanos son nuestros amigos y hermanos: abrazadles como tales y respectad sus derechos”, les invocó.

En esas arenas de Paracas también les advirtió a sus soldados que serían fusilados, tras juicio sumario, todo aquel que robe, viole mujeres o atente contra la moral pública.

Son 2,313 soldados argentinos y 1,805 chilenos los que acampan ese primer día del proceso independentista. El coronel realista, Manuel Químper, al mando de una fuerza de 400 hombres, presenció de lejos el desembarco, pero no hizo ninguna acción militar.

De inmediato envió un informe al virrey Pezuela, el cual fue publicado cinco días después en la Gaceta del Gobierno. Los limeños entonces quedaron notificados que un ejército expedicionario retaba a las autoridades virreinales, casi al mismo tiempo que la armada chilena, al mando de Cochrane, iniciaba el bloqueo del Callao y se agudizaba la escasez de alimentos.

Al día siguiente, Pisco se convirtió en el primer cuartel general de San Martín. Hasta allí fueron los peruanos que estaban a favor de la independencia, entre ellos 700 negros esclavos que se enrolaron como soldados. La lucha por la libertad del Perú había empezado.