Grandes escenarios abren sus puertas a la canción criolla

La primera celebración se realizó el 31 de octubre de 1944, en Barrios Altos.
30 Octubre, 2021
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/10/cancion-criolla-Exitosa-1.jpg

El nacimiento del siglo XX encontró a Lima en medio de un arduo trajín musical, donde las fiestas en Barrios Altos y el Rímac habían ganado gran popularidad. Francisco Ferreyros, bohemio y popular solista de entonces, cantaba a pulmón limpio en la Alameda de los Descalzos ‘Luis Pardo’, ‘Celaje’, ‘China Hereje’ o ‘Ídolo’.

Las retretas públicas y los musicales de los teatros de barrio tenían sus adeptos. Pero en la clase alta era mal visto esta “música de los barrios”. Era tal el desapego de la aristocracia, que muchas veces preferían asistir a los espectáculos de cantantes de tango, música que por entonces “estaba de moda”.

También puedes leer: ‘Un mundo para Julius’ enseñó a reír al boom latinoamericano

Solo bastó que la Columbia Phonograph & Company, una de las primeras disqueras del mundo, invitara al dúo de cantantes del distrito del Rímac, Eduardo Montes y César Manrique, para que grabaran en los Estados Unidos un total de noventa y un discos de 78 rpm, con 182 temas, todos de la llamada Guardia Vieja. Los discos grabados se vendieron en Lima inmediatamente.

Ante este auge, los criollos, ídolos del pueblo, decidieron dirigirse a uno de sus más ardientes fans, el presidente Manuel Prado Ugarteche; y fue Manuel Carrera, presidente del centro musical Carlos A. Saco., quien le propuso establecer un día para conmemorar esta música. La resolución salió publicada el 18 de octubre de 1944 e instituyó el 31 de octubre como el Día de la Canción Criolla.

También puedes leer: Dinosaurio T. rex lanza mensaje contra la extinción en la ONU

La primera celebración por este día consistió en una serenata realizada ese 31 de octubre de 1944, en la Plazuela Buenos Aires, Barrios Altos, en el jirón Huánuco, entre los jirones Cusco y Miroquesada. Se inició a las nueve de la noche. Se presentaron glorias del criollismo como La Limeñita y Ascoy, el dúo Romero – Monteverde, y Máximo Garrido, entre otros artistas.

Para entonces se recordó a la “Guardia Vieja”, encabezada por Felipe Pinglo Alva, quien había fallecido ocho años antes.