Grandes desastres naturales tienen origen en el cambio climático, indica la ONU

Análisis de tres casos alerta sobre los peligros que afectan a la humanidad.
10 Septiembre, 2021
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2021/09/cambio-climiatico-Exitosa.jpg

Los grandes desastres registrados en el mundo, de origen natural o generadas por humanos, están más interconectados de lo que parece y tienen todos relación con el cambio climático, según un informe de la Universidad de la Organización de Naciones Unidas (UNU-EHS).


El estudio se centra en diez fenómenos altamente destructivos con la vida humana y el medio ambiente registrados entre 2020 y 2021, desde unas inundaciones en Vietnam a una ola de frío inusual en Texas, pasando por la trágica explosión del puerto de Beirut.

También puedes leer: El cerro San Cristóbal será el mural más grande del mundo


  Tres tragedias

Un ejemplo parte del rápido deshielo en el Ártico, que en 2020 ocasionó el desplazamiento inusual de corrientes de aire frío hasta Texas, un estado donde jamás se habían registrado temperaturas bajo cero, pero ese año costaron la vida a 220 personas y cortes masivos de electricidad.

En otro ejemplo, la pandemia de Covid dejó a cientos de miles de inmigrantes de Bangladesh sin ingresos en India, lo que causó el retorno de cientos de miles de ellos a sus lugares de origen, donde ocuparon infraviviendas que no resistieron la época de los ciclones. Hubo entonces una gran mortandad por el virus y las inundaciones.

La explosión en el puerto de Beirut, que dejó más de 200 muertos en agosto de 2020, se atribuyó a una deficiente gestión del almacenamiento de materiales peligrosos, pero el estudio subraya que fue un barco cargado de nitrato de amonio, abandonado en ese puerto desde 2013, agravó la explosión.

También puedes leer: Museo británico exhibirá cerca de 40 objetos del antiguo Perú

  Interconectados

La mayoría de catástrofes naturales y grandes accidentes se deben a tres factores: «las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por el ser humano, la insuficiente gestión del riesgo de desastres y el hecho de subestimar los costos y beneficios medioambientales en la toma de decisiones».

También se alerta por la alta demanda mundial de carne que multiplica la necesidad de soja como alimento animal, con la consiguiente destrucción de miles de hectáreas al año para ese cultivo.