Gobierno chileno da luz verde a nueva constitución

En nuevo intento de salir de la crisis, el ejecutivo chileno acepta cambiar de Carta Magna, pero rechaza hacerlo mediante una Asamblea Constituyente.
12 Noviembre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/11/190703083423-01-christine-lagarde.jpg-5-1280x720.png

La tarde de este lunes, la ministra vocera de Gobierno, Karla Rubilar, afirmó que el proceso para el establecimiento de una nueva Constitución no está definido, pero descartó de plano la opción de hacerlo a través de una Asamblea Constituyente, como reclaman fuerzas izquierdistas.

“Creemos firmemente en que el Congreso es el camino de avanzar en una unión que permita llegar a un gran acuerdo. Nuestro camino no es la Asamblea Constituyente, pero entendemos claramente de que el Congreso y este proceso de nueva Constitución, para que tenga el aporte de los ciudadanos, debe ser con participación activa y es por eso que valoramos enormemente todo el proceso constituyente de la presidenta Bachelet”, dijo Rubilar desde La Moneda.

La vocera dijo ante la prensa que “esta nueva Constitución tiene que irse creando, irse formando en lo que también hemos creado entre todos, un Congreso diferente, un Congreso que no tiene sistema binominal, que le permite a los diversos partidos estar representados (…). Es por eso que no solamente estamos pensando en un Congreso, sino que estamos pensando en una participación ciudadana tremendamente activa”.

Descredito de los políticos

Consultada por la prensa acerca del descrédito que sufre la clase política, especialmente la parlamentaria, Rubilar respondió que el actual Congreso tuvo más de cinco millones de votos en los últimos comicios, lo que lo transformaría en un ente válido para esta discusión.

“La señal que ha dado el Gobierno de hablar de nueva Constitución es una señal para acercar posiciones, ahora le pedimos a quienes no tranzan de un mecanismo en particular a que estén a la altura para acercar, unir, permitir llegara a acuerdos”, añadió.

A su juicio, no ser flexible puede traer consecuencias indeseadas. “Muchas veces cuando uno se mantiene en sus posturas sin moverse un ápice todo se mantiene igual. Si realmente queremos un cambio, significa diálogo y ceder”.

Este mismo lunes, el ministro secretario general de la Presidencia, Felipe Ward, dijo que el Gobierno está abierto a considerar los resultados arrojados por los cabildos que la segunda administración de Bachelet llevó adelante en el marco de su proyecto de nueva Constitución, el que el actual Gobierno retiró a los cuatro días después de haber retornado a La Moneda.