“Francia: la V República a salvo, por ahora”, por Carlos Jaico

No te pierdas la columna de Carlos Jaico.
28 Abril, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/04/francia-elecciones-cairo-exitosa.jpg

Como se preveía, las elecciones presidenciales en Francia han dado como ganador a Emmanuel Macron sobre Marine Le Pen. Sin embargo, esta victoria tiene características que abren nuevos escenarios para la política del país del hexágono y Europa.

En primer lugar, el 2002 la victoria de Jacques Chirac sobre Jean-Marie Le Pen fue abrumadora: 82,2% contra 17,7%. Prácticamente todas las fuerzas políticas del país, de derecha a izquierda, se unieron para aislar a la extrema derecha. El miedo que aun despertaba esta opción era tan grande que el electorado no tuvo dudas haciendo que Le Pen, entre la primera y segunda vuelta, aumente solamente de 16,86% a 17,79%. La muralla electoral había funcionado y la V República salía ilesa de este impase.

Dos décadas después Francia se enfrentaba criotra vez a un dilema similar, pero la respuesta, aun suponiendo un alivio para la democracia en Francia y en Europa, ha sido una llamada de atención ante el cambio preocupante de tendencia. Cabe recordar que en 2017 Marine Le Pen tenía cierta ventaja en las encuestas frente a la novedad política que representaba Enmanuel Macron, a quien incluso se le llamaba “el candidato efímero”.

Quizás te interese leer | Presidente Castillo: No hay que temerle miedo al referéndum

Esto no impidió que en la primera vuelta él logre 24,01 % frente a Le Pen que obtuvo 21,30 %. Lo resaltante de la segunda vuelta fue que ambos candidatos obtuvieron 66.1 % y 33.9 %, respectivamente. Si bien es cierto que Macron no genera la misma emoción que Chirac, la candidata Le Pen encuentra mejor aceptación que hace dos elecciones, progresando electoramente.

Así, cinco años después, la diferencia de votos se sigue acortando y la extrema derecha logra 41.5 % acercándose al 58.5 % del ganador. Tiene mucho que ver la imagen que ella se ha dado rompiendo, aparentemente, con el nombre del partido el cual pasó de Frente Nacional a Agrupación Nacional, así como con las expresiones racistas y xenófobas de su padre.

Esta lejanía le costó algunos votantes, pero mostró un rostro más agradable al electorado indeciso. Y es allí donde radica el peligro. Segura de esta progresión, Marine le Pen sabe que su victoria está cerca y dependerá de los errores del electo presidente. Con lo cual, este quinquenio será clave para determinar si el avance de la extrema derecha se confirma o si logran unirse los partidos que defienden un modelo de valores republicanos con los que crecieron Francia y la Unión Europea.

Síguenos en redes sociales