Fase 3: MVCS autoriza reanudación de actividades en regiones con cuarentena focalizada

Empresas o entidades que reinicien sus actividades económicas deben elaborar el respectivo Plan de Vigilancia y remitirlo al Ministerio de Salud, para empezar a operar.
9 Julio, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/07/construcción.jpg

A través de la Resolución Ministerial 132-2020-VIVIENDA, publicada en el diario El Peruano, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) autorizó la reanudación de las actividades económicas de la Fase 3 relacionadas al Sector en las zonas urbanas de las regiones que mantienen la cuarentena focalizada. Se trata de las regiones de Arequipa, Ica, Junín, Huánuco, San Martín, Madre de Dios y Áncash.

Las actividades autorizadas son aquellas que incluyen el suministro de agua, evacuación de aguas residuales, gestión de desechos y descontaminación; así como las actividades de construcción y las actividades inmobiliarias de la Clasificación Industrial Internacional Uniforme (CIIU).

Para ello, las empresas, entidades, personas jurídicas o núcleos ejecutores que reinicien sus actividades económicas deben elaborar el respectivo Plan de Vigilancia y remitirlo al Ministerio de Salud (Minsa) para empezar a operar, a fin de prevenir contagios de COVID-19.

Cabe destacar que en las fases 1, 2 y 3 de la reanudación de actividades económicas ya se habían autorizado casi todas las actividades del sector Vivienda, Construcción y Saneamiento a nivel nacional, como las viviendas de interés social, las actividades inmobiliarias y los grandes proyectos de agua y saneamiento, salvo en las zonas urbanas de Arequipa, Ica, Junín, Huánuco, San Martín, Madre de Dios y Áncash, como lo disponía el Decreto Supremo 117-2020-PCM, el cual señalaba que la reanudación de las actividades en estas zonas podía ser autorizada mediante resolución ministerial del sector competente.

Asimismo, en el marco del plan Arranca Perú, el MVCS viene realizando en las regiones mencionadas transferencias de recursos a las municipalidades para la ejecución de obras de agua y saneamiento (tanto en zonas urbanas como rurales) y de infraestructura urbana, lo cual tiene la finalidad de contribuir a la generación de empleo y la reactivación económica. Estas obras deben empezar a ejecutarse a más tardar en 45 días y deben ser culminados hasta de fin de año.