Existen 495 obras paralizadas por el gobierno central

Nelson Shack dice que es necesario trabajar en una agenda país y reencaminar a la nación por la senda del crecimiento y el desarrollo. En total son 867 obras paralizadas.
8 Octubre, 2019
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2019/10/fotoweb-13-1280x720.png

El contralor general de la República, Nelson Shack, consideró preocupante que el país mantenga obras inconclusas y paralizadas en diversas regiones, en momentos en que se necesita reactivar la economía, hecho que evidencia la desidia del Estado para actuar en favor de la ciudadanía.

De acuerdo a la Contraloría, 495 obras paralizadas corresponden al gobierno central, mientras que otras 372 a los gobiernos regionales, lo que refleja la poca atención que se presta a las demandas ciudadanas. En total existen 867 obras paralizadas. Si a ello le agregamos los gobiernos locales, la cifra alcanzaría las 6 mil obras.

“En el país, y en especial en las provincias más alejadas, no se puede seguir justificando que existan obras con una inversión mayor a los S/ 16 mil millones, y que permanezcan como elefantes blancos que no tuvieron éxito y no cumplieron con el fin público para los cuales fueron aprobados”, informó.

La causa más frecuente de paralización corresponde a las “deficiencias técnicas/incumplimiento contractual” que se registran en 39% del número de obras paralizadas, seguido de obras “en arbitraje” con 28% y obras con “limitaciones presupuestales” que representan el 15%.

El contralor también lamentó que con la situación que vive el país  se siga aplazando la expansión del modelo de control.

Shack recordó además que la Contraloría presentó al Legislativo un proyecto de ley que planteaba crear un régimen excepcional que permitiera a las entidades públicas tomar el control de las obras paralizadas para reactivarlas, concluirlas y ponerlas en operación al servicio de los ciudadanos.

El régimen planteado por la Contraloría era para los proyectos de inversión u obras que tengan por objeto satisfacer servicios públicos en materia de salud, saneamiento, riego, agricultura, educación, transportes y prevención de desastres.

La iniciativa buscaba que dicho régimen fuese aplicable a las obras paralizadas por un período mayor a los seis meses y que tengan un avance significativo igual o mayor al 80%.

CRISIS POLÍTICA

Shack señaló que la crisis política debe solucionarse en el marco del irrestricto respeto al Estado de derecho. En tal sentido, dijo que son los poderes del Estado, los órganos autónomos y las organizaciones políticas, los que están obligados a trabajar en una agenda país a corto plazo, que permita superar las actuales circunstancias y reencaminar a la nación en una senda de crecimiento y desarrollo.