Estados Unidos: absuelven a mujer que pasó 27 años en prisión por un asesinato que no cometió

Joyce Watkins (74) fue condenada en 1988 por la muerte de su sobrina Brandi, de cuatro años. Tras ser liberada, en 2015, no descansó para probar su inocencia.
16 Enero, 2022
https://i0.wp.com/exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2022/01/Estados-Unidos-Joyce-Watkins-sobrina-exitosa-noticias.jpg

Un juzgado de Tennessee, en Estados Unidos, absolvió esta semana a Joyce Watkins, una mujer afrodescendiente que fue encarcelada por la muerte de sobrina en 1987. Ella y su pareja fueron declarados culpables y sentenciados a 27 años de prisión tras haber sido acusados de haber abusado y asesinado a Brandi, de 4 años.

También te puede interesar: Estados Unidos: Detienen al jefe de grupo de ultraderecha por asalto al Capitolio

Pasaron 35 años desde la muerte de la menor y Watkins, ahora de 74 años, ha logrado ser absuelta y borrada del registro de delincuentes luego de que se comprobara su inocencia. Según CNN, la mujer y su pareja, Charlie Dunn, fueron condenados en 1988 por asesinato y violación con agravantes.

Tras cumplir la pena de prisión, Joyce recuperó su libertad en 2015 y desde aquel año no descansaría para probar su inocencia. Lastimosamente, su pareja murió en prisión antes de ser liberado.

El informe forense revelaría que la pequeña Brandi sufrió una lesión vaginal grave y un traumatismo craneal. La menor fue declarada muerte un día después que su tía la llevara de emergencia al hospital Nashville Memorial.

De acuerdo a un informe presentado ante la Corte Criminal del condado de Davidson, en Tennessee, un día antes del deceso, el 26 de junio de 1987, Watkins y su pareja fueron a buscar a Brandi en su casa ubicada en Kentucky.

También te puede interesar: Joe Biden acusó a Donald Trump por asalto al Capitolio: “Su ego herido le importa más que nuestra democracia”

La pareja pasó cerca de nueve horas con la menor, por lo que el médico forense, Dr. Gretel Harlan, concluiría luego que las lesiones halladas en el cuerpo de la niña se habrían producido durante ese lapso de tiempo.

Brandi vivía junto a su tía abuela Rose Williams, puesto que su madre se encontraba en Georgia. Un trabajador del Departamento de Servicios Sociales de Kentucky fue a la casa de la tía al recibir una denuncia de abuso sexual contra la menor.

No obstante, Williams dijo que las lesiones de la niña se debieron a un accidente en la escuela durante el recreo. Pese a esa declaración, Joyce Watkins y su pareja fueron declarados culpables.

El informe presentado el 10 de noviembre de 2021 para la exoneración de la condena, incluyó una declaración de Watkins en la que reveló que notó sangre en la ropa interior de Brandi tras llegar a casa.

Asimismo, se incluyó un informe del Dr. Shipla Reddy, quien señaló que la “metodología del Dr. Harlan para fechar la lesión en la cabeza con base en la falta de respuesta histiocítica en el tejido cerebral no es un método legítimo para fechar el traumatismo craneal pediátrico”.

“No podemos darles a la Sra. Watkins o al Sr. Dunn sus años perdidos, pero podemos restaurar su dignidad; podemos restaurar sus nombres. Su inocencia lo exige”, dijo por su parte el fiscal de distrito Glenn Funk.

“Agradezco a todas las personas por sus oraciones y ayudarme a salir de este lío que me ha costado la mitad de mi vida por nada, pero lo superaré”, agradeció Watkins tras ser absuelta.

Otras noticias en Exitosa: