EsSalud Tacna: más de 1700 pacientes presentan riesgo de daño renal

El equipo multidisciplinario del referido programa impulsa acciones para evitar que este grupo de pacientes en riesgo pasen a estados más complicados de la enfermedad.
3 Febrero, 2020
https://exitosanoticias.pe/v1/wp-content/uploads/2020/02/123-7.png

La Red Asistencial Tacna de EsSalud informó que unos 1702 pacientes corren riesgo de padecer daño renal, por lo que vienen recibiendo orientación médica para la práctica de estilos saludables que comprende alimentación adecuada, ejercicios físicos y reducción de peso, con el fin de prevenir enfermedades que afectan a los riñones.

La detección oportuna fue posible gracias al sistema de vigilancia implementado por el personal del Programa de Salud Renal del Hospital III Daniel A. Carrión de Tacna, donde se brinda atención preventiva y promocional sobre el cuidado de los riñones.

El equipo multidisciplinario del referido programa impulsa acciones para evitar que este grupo de pacientes en riesgo pasen a estados más complicados de la enfermedad renal crónica.

El doctor Paulo Gordillo Maydana, gerente de EsSalud Tacna, afirmó que la enfermedad renal es un problema de salud pública mundial debido a su creciente incidencia, prevalencia y elevados costos que demanda su atención.

Resaltó que con la finalidad de reducir la incidencia de los pacientes con diagnóstico de enfermedad renal crónica se viene articulando esfuerzos e implementando estrategias con los equipos de profesionales multidisciplinarios de los distintos centros de atención primaria con que cuenta EsSalud en esta región.

Señaló que como parte de las estrategias se realizan actividades destinadas a detectar precozmente, retardar la progresión y disminuir la incidencia de la enfermedad renal crónica en grupos poblacionales de riesgo, es decir aquellos pacientes que presentan diabetes mellitus, hipertensión arterial y enfermedades glomerulares (que dañan los vasos sanguíneos del riñón).

“EsSalud busca, a través de este trabajo articulado, identificar a tiempo a los pacientes y evitar el avance de esta enfermedad para subsistir al daño renal y no requerir, a futuro, de sesiones de hemodiálisis, permitiendo a su vez la reducción de gastos considerables”, precisó.